Embarazo de riesgo, ¡pero feliz!

Afronto ya mis últimos días de embarazo con una mezcla de sensaciones y sentimientos que me gustaría dejar plasmados en este post. Éste ha sido un embarazo muy especial y deseado desde hacía mucho tiempo; antes incluso de ser madre por primera vez ya me visualizaba con una familia numerosa a mi alrededor (creo haber hablado de ello varias veces a lo largo de la vida de este blog). La conexión que he tenido con este bebé a partir del segundo trimestre de embarazo no la he tenido en ninguna de mis dos gestaciones anteriores. Desde el primer momento he …

Leer más…Embarazo de riesgo, ¡pero feliz!

El embarazo en verano

Verano. Esa estación del año que siempre he adorado y que desde el primer minuto en que se acaba ya la estoy echando de menos. Me encanta el verano. No lo puedo remediar. Me gustan los días eternos, el sol abrasador, la piel morena, el “todo vale” a la hora de vestir, los cortes de pelo atrevidos, las cervezas con amigos hasta altas horas de la madrugada, los chapuzones en la piscina, la lectura de un buen libro en una tumbona bajo una sombrilla, disfrutar del paisaje de una playa desierta, las tapas en una buena terraza, las barbacoas al …

Leer más…El embarazo en verano

El tercer trimestre: Diferencia entre ambos embarazos

Finalizado ya mi embarazo no me gustaría dejar sin publicar las diferencias que he encontrado entre el embarazo de Pulguita y el de mi hijo en lo que al tercer trimestre se refiere. Ya lo he hecho con anterioridad en el primer y segundo trimestre y ahora que tengo tan reciente cómo fue la recta final destaco las principales diferencias: Insomnio: Los últimos tres meses del embarazo de mi niña me los pasé con los ojos como platos. Solía dormir sin problema hasta las 02:00 de la madrugada y a partir de ahí comenzaba “la fiesta”. No fue hasta las …

Leer más…El tercer trimestre: Diferencia entre ambos embarazos

El tercer trimestre del embarazo en clave de humor

Conviene recordar que estar embarazada no es estar enferma. Se puede hacer una vida casi normal hasta el último momento, aunque sí es cierto que los síntomas que se tienen no deben ser menospreciados porque en muchas ocasiones puede llegar a mermar el día a día. Del tercer trimestre recuerdo con horror mis tobillos de paquidermo del mismo tamaño que los muslos. Cuando conseguía mirarme los pies, los veía ahí, palpitantes, brillantes y con la piel a punto de resquebrajarse. Una vez se me ocurrió ponerme una pulsera tobillera y por la noche, cuando me la fui a quitar se me había …

Leer más…El tercer trimestre del embarazo en clave de humor