Un hermano mayor invisible

Desde que soy madre de dos, una de las cosas que más me molestan es la poca empatía y tacto de la gente hacia mi hijo mayor. Ya comenté cuando nació Pulguita los detalles tan feos (o mejor dicho, los “no detalles”) que tenían muchas de las visitas que venían a vernos, trayendo regalos a la niña y obviando por completo a mi hijo. Jamás se me ha ocurrido ir a visitar a un recién nacido y no pensar en los hermanos mayores (si los hay). Basta muchas veces un simple libro de pegatinas o una bolsa de caramelos para …

Leer más…Un hermano mayor invisible

Un año de lactancia que toca a su fin

Un año parece que durará nuestra lactancia y ¡qué rápido se han pasado!. Hemos disfrutado muchísimo y también hemos tenido momentos duros, pero me siento muy orgullosa de haber peleado por ello y haberle podido hacer a mi hija este gran regalo. Los seis primeros meses de lactancia exclusiva fueron complicados. Tuvimos muchos altibajos y hubo momentos en los que a punto estuve de tirar la toalla, pero un día tras otro el tiempo fue pasando y cuando me quise dar cuenta ya habíamos comenzado con la alimentación complementaria superado con éxito la fase de lactancia exclusiva. Los primeros días …

Leer más…Un año de lactancia que toca a su fin

Lactancia a demanda, un concepto que me costó asimilar

Tanto embarazada de mi Mayor como de Pulguita siempre tuve claro que quería dar el pecho. En mi cabeza no entraba otra opción posible. El recuerdo que tengo de la lactancia de mi Mayor (aunque fue mixta) es muy bueno, aunque como he dicho varias veces, demasiado breve. Una vez encauzado el problema de su alergia su alimentación fue “relajada”, pautada por reloj y -por recomendación médica- suplementada con biberones lo que me permitía poder descansar a ratos y delegar de vez en cuando en mi marido el momento “alimentación”. Pero entonces llega Pulguita y a pesar de haber leído mucho, muchísimo, sobre …

Leer más…Lactancia a demanda, un concepto que me costó asimilar

Dos puerperios muy distintos

El embarazo de mi Mayor lo viví con una ilusión desbordada desde el mismo minuto en que supe que estaba embarazada. Ni los miedos ni el estrés que en ocasiones sentí enturbió nunca esa felicidad inmensa que me llenaba a cada instante. Su llegada al mundo fue una revolución para mí y aún esperándolo con todas mis fuerzas me llevó tiempo incorporar la palabra “hijo” a mi vocabulario. Aquel puerperio lo recuerdo con una mezcla de sentimientos que me tuvieron medio loca durante algunas semanas. A la emoción desbordada y enamoramiento irracional que sentía por mi hijo se unió el …

Leer más…Dos puerperios muy distintos

Mi segunda maternidad. ¡Terreno conocido!

Una de las cosas más maravillosas que me está aportando esta segunda maternidad es el disfrute al cien por cien de mi pequeñita. Ando todo el día embobada con ella, embelesada con su mirada e hipnotizada con su sonrisa. Fascinada, feliz y tremendamente enamorada. Esta es la mejor descripción que puedo hacer de mí misma en este momento. Dicen que los sentimientos que tenemos todas las madres con nuestros bebés se multiplican por mil con los segundos hijos. En mi caso está sucediendo así y la razón es muy sencilla: la experiencia que tenemos nos permite estar más relajadas y disfrutar al máximo de todos los …

Leer más…Mi segunda maternidad. ¡Terreno conocido!

Las noches con mi bebé: momentos únicos y apetecibles

A partir de la tercera semana de vida, Pulguita comenzó a enlazar cuatro o cinco horas durante las noches. Actualmente, con dos meses recién cumplidos hay noches que incluso me ha regalado seis horas y, no lo voy a ocultar, cuando eso ocurre es una auténtica bendición. Las noches de mi niña están siendo muy diferentes a lo que fueron con mi Mayor pues con él contaba con el apoyo del papá con quien me turnaba para darle el biberón pero con Pulguita, al estar con lactancia materna, me basto y me sobro yo sola. Tanto es así que entre …

Leer más…Las noches con mi bebé: momentos únicos y apetecibles