¿Parecidos razonables?

IMG_9729v1

“¡Hay que ver lo mucho que se parece este niño a su padre!”.
Llevo escuchando esta frasecita desde que el peque nació y no es que me importe el parecido, ¡ni mucho menos!, pero sí que me molesta el rintintín que la gente pone cuando lo dice o en ocasiones el acento de lamento absoluto, ¡casi de pésame!, que lo acompaña.
“¡Oiga” – me dan ganas de decir- “¿Usted cree que me molesta que mi hijo se parezca a su padre? ¡No hace falta que me lo diga con ese tono”

Pues sí. Tengo un mini-marido durmiendo en una cuna, ¿y qué?. ¿Acaso el tema de los parecidos es algo tan importante como para centrar una conversación o abrir un debate casi existencial cuando el bebé acaba de venir al mundo?

Recuerdo la tertulia que se formó en la habitación del hospital nada más subir del quirófano.

Pues la barbilla es del padre” (¡ya hay que afinar mucho para decir que la barbilla de un recién nacido es igual a la de su padre de 30 años!)

“La nariz es, indiscutiblemente del papá” (¿la gente no sabe que la nariz es el apéndice del cuerpo que más cambios sufre a lo largo de la vida?)


“¡Este niño es un clon de su padre!”
(un clon no puede ser porque la mitad de sus cromosomas proceden del padre y la otra mitad de la madre)

“Jolín maja, ¡cómo se parece a tu marido!”

 “Está clarísimo quien es el padre” (¿y la madre no? ¡Qué yo sepa a quien le han hecho la cesárea es a mí, no a mi marido!)

“Los ojos son del papá” (¡Pero si los tiene cerrados!)

A medida que el niño ha ido creciendo y se han ido definiendo más sus rasgos faciales, cada vez le encuentro más parecido con mi marido pero he de reconocer que de recién nacido o de más bebé no encontraba parecido ninguno, por mucho que la gente se empeñara en sentenciar, con certeza absoluta, a quien se parecía.

Encontrar parecido entre un recién nacido y sus progenitores siempre me ha parecido realmente difícil, sobre todo por la rapidez con la que cambia durante las primeras semanas y por lo diminutas que suelen ser las facciones de un recién nacido si las comparamos con las de un adulto.

Mi hijo era muy rubito cuando nació. Tenía muchísimo pelo, rubio como el oro y sin cejitas ni pestañas (obviamente las tenía pero eran tan claritas que no se le distinguían). Yo nací morena como el azabache y con las cejas bien perfiladas así que saltaba a la vista que en ese aspecto no se parecía a mí. La naricita era un botón; diminuta, regordeta y respingona. Casi se podría decir que se asemejaba más a la mía que a la de mi marido que es más ancha y angulosa. Los dedos de las manos y los pies eran larguísimos y finos (este es un rasgo muy característico mío). La boca era clavadita a la de mi marido: labios gorditos, bien dibujados y una boca grande y bonita. Yo tengo boquita de piñón, como dice mi madre, así que por suerte ha sacado la boca del papá.

Pero no todo son los ojos, la nariz y la boca. Poco a poco vamos descubriendo otros detalles que son tanto míos como de su padre (y a veces de ninguno de los dos) que le confieren una personalidad y apariencia física única, como personita independiente que es. La forma de nacimiento del cabello, el dibujo de sus cejas, la forma de su cara, los mofletes, una sonrisa abierta y expresiva, unas orejitas chiquititas y perfectas, unas pestañas larguísimas… Y todavía quedan muchos otros aspectos futuros como su definitiva dentadura, su peso, su talla, su corpulencia física…

Son tantos, tantísimos detalles los que el peque  nos tiene que descubrir, que realmente me hace gracia que con 22 meses se sentencie tan categóricamente su parecido con su padre.

9 comentarios en “¿Parecidos razonables?

  1. >El tema de los parecidos me ralla sobremanera. Mi bruja se parece mucho a su padre pero es rubia y tiene los ojos claros como yo y aún así he oído decir a algunos de mi familia política que en eso se parece a su bisabuela, tócate las narices!!Yo no sé si me lo dicen para quitarme protagonismo o qué, pero si al fin y al cabo es mi hija y es conmigo con quien pasa las 24 horas, qué pretenden? hacerla más de su familia y menos de la mía?Digo yo que es lógico que se parezca a su padre y a mí eso no me puede molestar porque por algo lo elegí, no?No sé, no quiero seguir porque me saca de mis casillas…

  2. >Jaja! Me ha encantado lo del mini marido en la cuna! Yo creo que la gente habla por no callar. Efectivamente es un orgullo que nuestros hijos se parezcan a nosotros, sea al padre o a la madre. En mi caso los dos son dignos hijos de su padre y también me lo dicen como si yo no hubiera contribuido o alguna memez por el estilo. Qué le vamos a hacer.

  3. >Qué razón llevas! A mi me pasó lo mismo y aún a día de hoy me lo dicen a todas horas, como si fuera algo malo. Por cierto, que yo también he dicho más de una vez "pues no me cabe ninguna duda de que la madre soy yo, no veas la cicatriz que llevo!".De todas foirmas, cuando mi hijo nació sí que era un mini-papi, era una cosa asombrosa, aún teniendo algún rasgo mío. Pero a día de hoy ya se va pareciendo más a mi… Los niños cambian mucho y esto de los parecidos es una tontuna.

  4. >Me parto contigo, a mi también me pasa, pero siempre hay algo, gestos, detalles , en los que se parecen a nosotras y oye si elegimos a nuestros maridos es porque nos gustaba ¿no? pues eso

  5. >jajajajaa, yo también escribí sobre esto, porque me parece alucinante, que según salen ya están buscando parecidos…yo no se tu niño, pero Vega tenía la cara un poco hinchadita, asi que era imposible….con el paso del tiempo sí digo que se parece a mi chico, aunque mucha gente opina que se parece a mí. Yo estoy encantada de que se parezca a su papi, pero me pone una mala leche cuando me dicen ¡Uy, no se parece en nada a ti" con un rintintin, que me entran ganas de decirla y qué!!!!!!!

  6. Hola les contare rapido. Tengo una hija de 2 amos ya y ciando estaba recien nacida o de.meses ya era identica a la mama cuando tenia 7 meses tomo un cambio a parecerse a mi hoy en dia esa nina cn 2 anos se parece nas a mi q a la mama…tiene mi cara todo todo a la mama no sacl nada. Solo se parecio fue los primeros meses yo me moleste xq crei q n era mi hija y se la llevo…. Voy con lo siguiente ahora tengo una nina de 4 dias de nacida y es identica a la mama tambien me e molestado xq realmente esta nina no tiene nada nada nada parecido a mi nada de nada no parece mi hija y no me e aegado a ella por que no se si sea mi hija. Su forma de la cara es igual a la mama toda mi familia es de frente alargada con e trada boca grande morenos mi madre es negra dominicana tengo una hermano y hermana igualitos a mi mama y un hermano igual a mi papa y los demas mescla de los 2 mas tirando a mi mama. Esta nina es frente para arriba color mas claro dedos largos osea es como si yo no fuera sido el padre. Mi primera hija con mi pareja enterior nacio con poco pelos y este nacio con mucho pelo negrito y la primera cn cabello castano poco y frente grande. Pero esta q acaba de nacer no tiene nada q diga q soy el padre quierl dejar q pasen 5 meses a ver q pasa xq se q los bb cambian mucho si no le hago una prueba de paternida por que si no se parece nada a mi no la quiero cuidar ni nada y si no es mk hija menos…. Es una hermosa nina como la mama pero tengo muchas dudas y quiero resolverla

    • Qué grave y qué triste es que dudes así de la madre de tus hijos. Qué machismo y qué ignorancia más absolutos! Una pena que existan hombres como tú. Ojalá tu mujer reúna el valor de mandarte a la mierda y encima te quedes con la duda de si el niño es tuyo, porque eso es lo que mereces.

Deja un comentario

Responsable » Silvia Díaz.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround Spain S.L (proveedor de hosting de Ser tri-madre: ¡toda una aventura!) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround Spain S.L (https://www.Siteground.es).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.