Cuentos para niños: “Animales para soñar”

Con el post de hoy me inicio en una serie de artículos que iré publicando con las recomendaciones de los cuentos para niños que más gustan a mis dos hijos pequeños, de tres y cinco años. En principio, hablaré de cuentos para niños recomendados para esa franja de edad, que no solo nos encantan y leemos una y otra vez, sino que me parecen preciosos para regalar o recomendar.

Comenzamos con este cuento de Emily Windfield Martin, una artista estadounidense y autora-ilustradora de cuentos infantiles. “Animales para soñar” es un bellísimo libro que invita a la relajación y a la fantasía a través de sus impresionantes dibujos, que es sin duda lo que más cautiva la atención de mis peques.

Sinopsis de “Animales para soñar”

Es hora de irse a dormir. Pide a tu niño que se acurruque en su cama y piense: ¿cuál es su animal favorito para soñar?

Viajar al país de la fantasía a lomos de una liebre, cobijado entre las alas de un cisne o sobre un unicornio marino, no solo será posible, sino que constituirá un viaje fascinante hacia el mundo de la magia, que los niños no olvidarán.

¿Qué nos enseña este libro?

Las historias que se van contando a lo largo de sus páginas animan al niño a creer en la magia, en la fantasía y en el poder de los sueños. Porque basta con cerrar los ojos y desearlo, para iniciar un espectacular viaje por el mundo de los sueños, plagado de momentos únicos y maravillosos.

Lo mejor del cuento

Sin duda las ilustraciones. Son preciosas, delicadas, dulces, tiernas y plagadas de mágicos detalles que no dejan indiferentes a los peques. Mi hija no se cansa de admirarlas una y otra vez. ¡Son de un gusto exquisito!

Lo que menos nos gusta del cuento

Quizá la traducción de los texto no es la mejor que he visto. Da la sensación de ser una traducción demasiado literal en algunos párrafos, lo que le hace perder algo de sentido.

Por qué recomendamos este cuento para niños

“Animales para soñar” es un precioso cuento encuadernado en tapas duras, con un tamaño muy adecuado para ser manipulado por los peques. La relación calidad-precio es excelente, por lo que creo que merece un lugar privilegiado en la biblioteca infantil. Personalmente lo recomendaría para niños de entre tres y seis años.

Las ilustraciones son tan bonitas que no os cansareis de leerlo una y otra vez, siendo la opción perfecta para contárselo a los niños antes de dormir y tener dulces sueños.

Deja un comentario

Responsable » Silvia Díaz.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround Spain S.L (proveedor de hosting de Ser tri-madre: ¡toda una aventura!) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround Spain S.L (https://www.Siteground.es).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.