Vaselina en el pelo: cómo quitarla de manera fácil y rápida

Cómo retirar la vaselina del pelo

Hace un año vivimos un episodio con mi hija digno de enmarcar: se echó un tarro entero de vaselina en el pelo. Os podéis imaginar mi cara cuando la vi embadurnada de arriba a abajo, con la piel escurridiza como la de un pez, y el pelo reluciente. Tanto, que había dejado vacía la caja grande de vaselina neutra que venden en Mercadona.

Cómo quitar la vaselina en el pelo

No se me había ocurrido compartir nuestra experiencia el blog. Pero, curiosamente el otro día una amiga me comentó que a su hijo le había pasado lo mismo, así que he decidido contar cómo lo solucionamos, por si puedo ayudar a otras madres desesperadas que se encuentren en algún momento en la situación en la que estaba yo.

Primera lección: cuando un niño está en silencio, algo está tramando

Antes de meterme en faena voy a relatar cómo ocurrieron los hechos. Yo estaba leyendo en el salón con mi bebé jugueteando alrededor, mientras que la peque jugaba en su habitación. Recuerdo que hubo un momento en que pensé: “¡Qué raro! Llevo demasiado tiempo sin oírla”, así que le pregunté si todo marchaba bien. Ella me contestó con un escueto “sí”, y aunque sospeché que podía estar liando alguna, lo máximo que se me ocurrió pensar fue en un nuevo graffiti en la habitación.

Fueron 15 los minutos que la niña estuvo “jugando a las peluquerías” con la vaselina neutra que guardábamos en el cajón de su mesilla. Llevaba una temporada con los labios muy agrietados, así que cada noche le untábamos un poquito y ella debió pensar que aquel ungüento valía para todo. Así que vació, literalmente, toda la vaselina en su pelo, restregándose a conciencia por toda la cabeza.

El pelo parecía empapado en aceite, completamente pegado a la cara y reluciente como el sol. Y ella me miró con una sonrisa en los labios y un gesto pícaro que me desarmó: “¿A que estoy guapa, mamá?”

Si tu hijo se unta vaselina en el pelo, NO hagas esto

vaselina en el pelo
Su pelo tras varios lavados con agua templada y champú.

Mi primera reacción fue meterla rápidamente en la bañera y lavarle el pelo con su champú habitual y agua caliente. Ilusa de mí, creí que un par de lavados, tres a lo sumo, sería suficiente para quitar aquel desaguisado. Pero los dedos se me quedaban enredados en sus mechones pegajosos, y por más espuma que hacía y más agua que añadía, aquello no mejoraba ni un ápice. Tras cinco intensos lavados desistí y pedí ayuda a las madres de mi Facebook.

Pero cuál fue mi sorpresa cuando varias coincidieron en decirme que no debía haber mojado el pelo, pues el agua distribuye la grasa con más facilidad siendo casi imposible su retirada.

Así que, aquí tenéis el primer consejo: si vuestro peque se embadurna la cabeza de vaselina a conciencia, JAMÁS mojéis el pelo previamente a echar el champú. Lo que debéis hacer es aplicar el jabón por la cabeza, intentar extenderlo bien con las manos por todo el cuero cabelludo, y cubrir con un gorro de ducha para que actúe durante unos minutos. Pasado un tiempo, entonces sí podéis utilizar el agua para lavar normalmente.

Otros consejos para quitar la vaselina del pelo

Otros de los consejos que me dieron las madres para quitar la vaselina del cabello fueron:

  • Utilizar detergente antigrasa (tipo Fairy) en lugar de champú, pero hacerlo, como he dicho más arriba, con el cabello seco.
  • Aplicar polvos de talco o maicena por todo el pelo, cubrir con un gorro y dejar actuar. Se supone que este remedio ayuda a absorber el exceso de grasa. Tras retirar el gorro, el pelo se lavaría normalmente. No llegué a ponerlo en práctica porque en ese momento mi hija estaba con una crisis de asma por un virus respiratorio, y temí que se le desencadenara una reacción al inhalar el polvo del talco o la maicena.
  • También me recomendaron embadurnar el pelo con aceite de oliva, pues al ser la vaselina una grasa, solo se absorbería aplicando otra grasa encima. He de decir que aunque confío plenamente en la persona que me lo recomendó, viendo el estado en el que se encontraba el pelo de mi hija (que fácilmente podía freírse un huevo en su cabeza si la sacaba al sol), no me atreví a añadir más grasa. Pero dejo por aquí el remedio por si alguien quisiera probarlo.
  • Otra de las opciones que me dieron fue lavar el pelo con vinagre. Llegué a lavárselo de este modo hasta en tres ocasiones, pero no conseguimos ningún resultado. Es más, le dejó el cuero cabelludo profundamente irritado, aunque quizá no fuera causa del producto en sí, sino de la cantidad de lavados que llevaba encima.
Cómo quitar la vaselina en el pelo
Tras los lavados con vinagre, la apariencia del pelo no había mejorado lo más mínimo, y seguía tan graso que incluso podía levantarse

Así logramos quitar finalmente la vaselina del pelo

Zumo de limón para quitar la vaselina del pelo

Finalmente conseguimos quitar la vaselina del pelo con otro remedio que me dieron: lavar el cabello con zumo de limón. Así que exprimí media docena de limones y fui dejando caer el chorro de zumo sobre su pelo, al tiempo que lo distribuía con la yema de mis dedos. Cuando toda su cabeza estuvo bien empapada en zumo, le coloqué un gorro de ducha y esperé 15 minutos a que le hiciera efecto.

Pasado ese tiempo lavé normalmente con agua y champú y el resultado fue, por fin, un pelo sedoso, limpio y con un olor a cítricos maravilloso.

Si hubiere probado este remedio en primer lugar me habría ahorrado mucho tiempo, y a ella muchas lágrimas, porque lo cierto es que la pobre lloró mucho con cada lavado y con cada nefasto resultado. Pero recordad, lo importante no es tanto el remedio que utilicéis (que seguro que todos los que me dieron son muy eficaces) sino el no mojar el pelo previamente, para que el producto actúe con eficacia sobre la grasa de la vaselina y sea más sencillo eliminarla.

Última foto: Pixabay

Deja un comentario

Responsable » Silvia Díaz.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios » Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de SiteGround Spain S.L (proveedor de hosting de Ser tri-madre: ¡toda una aventura!) dentro de la UE. Ver política de privacidad de SiteGround Spain S.L (https://www.Siteground.es).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.