Cómo afrontamos este año la vuelta al cole

Vuelta al cole

Todo listo para la vuelta al cole

Ya estamos de lleno inmersos en la famosa “vuelta al cole” y mentiría si dijera que me muero de ganas de volver a la rutina porque no es así.

Por un lado necesito más tiempo para poder trabajar sin continuas interrupciones para cambiar pañales, mirar un dibujo, echar una partida de ajedrez o dar un biberón a un muñeco, pero por otro lado me da mucha pena que los peques deban volver a los horarios férreos, las prisas, los madrugones…

Este verano, además, se ha caracterizado por las incalculables horas de sueño que han echado mis hijos. Después de tres años sin siesta, mi Mayor ha vuelto a dormirlas a pierna suelta y a Pulguita le daban las 11 de la mañana en la cama sin ningún atisbo de querer despertarse. Así que no hace falta ni decir que el despertador va a ser su principal enemigo este primer trimestre 🙁

Este curso será un poco especial en varios aspectos y deberemos irnos adaptando todos como podamos, así que espero que las piezas vayan encajando sin mayor problema y la vuelta al cole sea un éxito para todos.

Mi Mayor empieza en un cole nuevo, con todo lo que ello supone, pero estamos tremendamente emocionados con el cambio y con las innumerables oportunidades que se abrirán ante él. Como es habitual en mi hijo, todo este proceso de cambio lo está llevando fenomenal y su actitud tan madura y serena me aporta el toque de tranquilidad que a veces necesito.

Cambios también para mis dos pequeños

Para mi Pulguita también será un año de cambios. Cambia de guardería, de proyecto educativo, de profesora e incluso de compañeros. Este cambio no ha sido elegido por nosotros sino impuesto por unas determinadas circunstancias, por lo que espero que mis miedos y reticencias no empañen el inicio de curso. Sin embargo ella está tremendamente contenta de empezar de nuevo; es una niña tan feliz que su sonrisa eclipsa cualquier atisbo de preocupación.

Sólo espero que su nueva tutora sea la mitad de buena que lo que fue su profesora el año pasado y, ya puestos a pedir, que también coja la mitad de virus… (¡crucemos dedos!)

Y en cuanto a mi Pequeño, probablemente este será su último año en casa. El próximo curso irá a la guardería por lo que espero poder disfrutar a tope de él en estos meses. Acaba de entrar en la fase de los primeros pasos y aunque están presentes esas ansias típicas por explorar el mundo que manifiestan todos los bebés en esta etapa, sigue siendo un ceporro dormilón que me permite trabajar durante horas; lo cual agradezco infinitamente que me ponga las cosas tan fáciles.

Así pues, y con todas las novedades sobre la mesa, ¡empezamos el curso!.

Motivados y entusiasmados aunque con la pereza típica de dejar atrás un verano tan maravilloso, divertido y relajado como el que hemos tenido este año.

Vuelta al cole

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *