Estilos diferentes de vestir

Los peques crecen a la velocidad de la luz y la ropa es el mejor indicativo para comprobarlo.

Con mi Pequeño me doy cuenta mes tras mes, cuando apilo en el trastero las cajas de ropa que se le ha quedado pequeña en cuestión de semanas. Y ahí es cuando agradezco infinitamente que todo lo que tiene lo haya heredado de su hermano porque ¡hay que ver la cantidad de ropita que gasta un bebé!

Mi Mediana, en cambio, llevaba un tiempo estancada en peso y altura y yo me frotaba las manos pensando que podría volver a tirar del truquito que compartí con vosotros hace un año para reciclar los vestidos de verano que se van quedando pequeños. Pero nada más lejos de la realidad porque en cuestión de tres meses, la peque ha pegado un estirón que nos ha dejado a todos boquiabiertos.

Lo comprobé el otro día, cuando fui a vestirla para ir a casa de los abuelos. Con este tiempo loco que tenemos, amaneció lluvioso y con frío así que rescaté un vestido rojo de niña precioso que le regalé para su cumple a principio de año. ¡Y cuál fue mi sorpresa cuando comprobé que le quedaba notablemente más corto que el pasado invierno!
Así que mucho me temo que estos truquitos ya no me valdrán y que para esta temporada de primavera-verano me tocará renovar su vestuario. Eso sí, preguntándola previamente porque a coqueta no le gana nadie 😉

Y es que me fascina comprobar cómo, para lo peque que es, presta una gran atención a su ropa e incluso decide lo que quiere ponerse y cómo quiere combinarlo. Se hace complicado, a veces, respetar sus decisiones cuando quiere calzarse unas botas de agua a 30 grados o camisetas de tirantes en plena ola de frío.

El año pasado llevó las arras en una boda y confieso que fue una auténtica odisea encontrar un vestido de ceremonia para niña. La novia buscaba un tipo de estilo que no se parecía demasiado al nuestro, y mi hija no terminaba de verse con el trajecito que nos propusieron. Así que tocó dar vueltas por tiendas hasta dar con algo que aunara la sencillez que buscábamos con la sofisticación y originalidad que quería la novia.

Hermanos muy distintos a la hora de vestir

Como madre, me resulta muy curioso comparar los diferentes estilos y gustos a la hora de vestir que tienen mis hijos. Del bebé todavía no puedo opinar porque aparte de ser muy peque, está en plena fase de quitarse toda la ropa de la que es capaz y pasarse el día en paños menores (¡y eso que aún no ha entrado el calor fuerte!). Pero los otros dos son completamente diferentes en este aspecto.

La niña es coqueta y se preocupa bien por escoger su ropa, combinarla y complementarla. Cuando voy a comprarle algo siempre le pido su opinión porque si le da por decirme que una camiseta no le gusta, es que no le gusta; y difícilmente conseguiré que se la ponga.

Mi Mayor, en cambio, es todo lo contrario. No le preocupa eso de combinar colores (¡le daré a leer este post de Sara en donde lo explica muy bien! ;-)), mezcla cualquier tipo de prenda y si un adulto puede encargarse de vestirle, mejor que mejor. No pone pegas a nada y cualquier prenda, color y estilo le parece perfecto.

Y vosotras, ¿cómo os organizáis con la ropa de vuestros peques? ¿También encontráis diferencias entre hermanos a la hora de vestirles?

 

POST PATROCINADO

Imágenes: Pixabay

Madreaventura

Periodista, escritora, especialista en Marketing y ventas y, sobre todo, mamá. Mis tres hijos han aportado a mi vida la felicidad más absoluta y me han enseñado a ver el mundo desde su perspectiva feliz, inocente y despreocupada.

Deja un comentario en: “Estilos diferentes de vestir

  • 01/09/2017 en 13:40
    Permalink

    Yo creo que siempre es un placer vestir a los más pequeños, y mucho más con la variedad de moda para ellos que tenemos a nuestro alcance. En http://www.missoletes.com realmente disfrutamos un montón viendo a los más pequeños vestidos a la última.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *