Los cambios en el embarazo

A medida que van pasando las semanas, más asombrosas me resultan las coincidencias entre este tercer embarazo y el de mi Mayor. Así como en el embarazo de Pulguita dediqué varios posts a hablar de las diferencias tan notorias que estaba observando entre aquella gestación y la de mi hijo, con mi Pequeño lagartijillo pareciera que hubiera retrocedido 6 años en el tiempo… Aspecto físico Con el embarazo de mi Mayor Leer más

Cómo combatir las náuseas en el embarazo

En ninguno de mis tres embarazos me he librado de sufrir unas náuseas espantosas. Sin duda, para mí, ha sido siempre lo peor de los 9 meses. Ni la pesadez del final, ni los ardores de estómago, ni los kilos de más, ni el cansancio… nada ha tenido comparación con las dichosas náuseas iniciales. Sólo quien las sufre realmente sabe lo que es ese revoltijo de estómago constante como si Leer más

Embarazo en invierno y verano: dos vivencias con sus pros y contras

Los embarazos de mis hijos han sido muy distintos desde el primer momento, tanto en sentimientos como en sensaciones físicas y síntomas. Una de las principales diferencias ha sido, sin duda, la época del año en la que me ha tocado vivirlos, totalmente opuestas y cada una con sus ventajas y sus inconvenientes. Para quienes estéis pensado planear un embarazo en un época del año concreta os cuento en este post Leer más

Tópicos del embarazo

Cuando estás embarazada, es frecuente escuchar las clásicas frases tópicas que van pasando generación tras generación. A mí siempre me han hecho mucha gracia estas aseveraciones sin ningún tipo de fundamento por eso paso a recogerlas en este post. ¿Añadirías alguna más? Si la barriga es de pico es un niño, si es redonda es una niña: Esta frase es sin duda el clásico entre los clásicos. Y ahí estais Leer más

El tercer trimestre del embarazo en clave de humor

Conviene recordar que estar embarazada no es estar enferma. Se puede hacer una vida casi normal hasta el último momento, aunque sí es cierto que los síntomas que se tienen no deben ser menospreciados porque en muchas ocasiones puede llegar a mermar el día a día. Del tercer trimestre recuerdo con horror mis tobillos de paquidermo del mismo tamaño que los muslos. Cuando conseguía mirarme los pies, los veía ahí, palpitantes, Leer más