Bienvenida al mundo, princesa

Llegaste al mundo de una forma arrolladora, con prisas y cuando menos te esperábamos. Y es que ya lo dice tu nombre: eres pasional, con carácter y guerrera, como una auténtica princesa. Aquel día gris y encapotado se iluminó con tus ojos, unos ojos azules y abiertos de par en par con los que decidiste dar la bienvenida al mundo. No lloraste al nacer y alzaste tu cabecita para toparte Leer más

Cuenta atrás para el parto y mezcla de sentimientos

La cuenta atrás para el parto ha empezado. Me quedan dos semanas escasas para tener a mi peque conmigo. ¡Me parece aún una eternidad y al mismo tiempo increíble que el tiempo haya pasado tan rápido!. Tengo una mezcla de sentimientos que no sabría cómo definir… Desear que llegue el momento Por una lado estoy deseando que llegue el momento tanto por conocer a mi niña como para acabar con Leer más

¿Parecidos razonables?

“¡Hay que ver lo mucho que se parece este niño a su padre!”. Llevo escuchando esta frasecita desde que el peque nació y no es que me importe el parecido, ¡ni mucho menos!, pero sí que me molesta el rintintín que la gente pone cuando lo dice o en ocasiones el acento de lamento absoluto, ¡casi de pésame!, que lo acompaña. “¡Oiga” – me dan ganas de decir- “¿Usted cree Leer más

La importancia del contacto piel con piel

Cuando mi hijo nació, una de las primeras preguntas que me hicieron las enfermeras fue si querría llevar al bebé esa noche al nido. Mis ojos se abrieron como platos ante la pregunta y recuerdo que contesté: “¡No he esperado nueve meses para llevar a mi hijo al nido en su primera noche fuera de mí!”. La enfermera volvió a insistir en que quizá, tras mi cesárea, me apetecería descansar Leer más

El instinto maternal, ¿nace o se hace?

Hasta hace poco tiempo creía que el instinto maternal era algo innato en la mujer y que venía de serie desde que nacíamos. Cuando de pequeña me preguntaban qué quería ser de mayor yo siempre respondía: “mamá”. Mi interlocutor solía reírse ante mi “ocurrencia” y continuaba su interrogatorio diciéndome: “¡Pero querrás ser algo más!, quizá veterinario, enfermera, arquitecto…”.Yo miraba con cara de póker y me encogía de hombros… Con el Leer más