Familia numerosa: ¿qué se debe tener en cuenta?

El otro día os comentaba en este post la cantidad de cosas buenas que tiene convertirse en familia numerosa, la alegría y satisfacción que supone ver a tus hijos caminar juntos por la vida y lo fácil que puede resultar la crianza de tres niños si se dan ciertas circunstancias como las que os compartía desde mi experiencia. Sin embargo, mentiría si dijera que todo son facilidades y que el Leer más

Lo bueno de ser familia numerosa

El otro día hablaba con Vero, de El rincón de Mixka, sobre lo que conlleva convertirse en familia numerosa. ¿Realmente se nota diferencia al pasar de dos a tres hijos? ¿Dónde caben cuatro, caben cinco? He escrito un par de post (el segundo lo publicaré la próxima semana) en donde contaré, desde mi experiencia, qué supone convertirse en familia numerosa y qué debemos tener en cuenta si deseamos pasar de dos Leer más

¿Qué le depara al tercer hijo?

A menudo, la gente me pregunta si cambia mucho la crianza del tercer bebé con respecto al primero o al segundo y mi respuesta es contundente. Sí. Cambia y mucho. Con el primero todo son atenciones. Vivimos por y para él y podemos pasarnos horas mirando como duerme, hipnotizados con su mirada y preocupados por cualquier pequeña cosa que acontece en torno a nuestro bebé. La crianza del segundo hijo Leer más

Mi Pequeño. Mi tercero

El tercero es un superviviente. Es un bebé que llega a una casa donde no reina la paz y el silencio sino el caos y los gritos de dos hermanos más. Es un bebé que no puede dormir todo lo que desea porque debe adaptarse al horario que impera en casa. Es un bebé que no siempre puede comer cuando quiere, que debe aprender a esperar desde el minuto uno Leer más

Un hermano mayor invisible

Desde que soy madre de dos, una de las cosas que más me molestan es la poca empatía y tacto de la gente hacia mi hijo mayor. Ya comenté cuando nació Pulguita los detalles tan feos (o mejor dicho, los “no detalles”) que tenían muchas de las visitas que venían a vernos, trayendo regalos a la niña y obviando por completo a mi hijo. Jamás se me ha ocurrido ir Leer más

Como el primer hijo, ninguno

Es así. Como el primer hijo, ninguno. Un día, una amiga me hizo esta aseveración y no estuve de acuerdo con ella aunque yo aún no era madre de Pulguita así que no podía basarme en mi experiencia para argumentar, pero cuando me convertí en bi-madre me di cuenta de la razón de sus palabras. Con el primer hijo naces como madre y todo, absolutamente todo debes aprenderlo desde cero. Leer más