Campamentos de verano

No soy muy partidaria de llevar a los niños pequeños a campamentos de verano a no ser que exista una clara necesidad de hacerlo por motivos laborales y siempre y cuando no sean posibles otras vías como abuelos (si ellos quieren y pueden), amigos, familiares o cuidadoras. Pienso que el curso académico es muy largo, los niños echan muchas horas en el colegio y llegan a final de junio literalmente agotados, exacerbados Leer más