Saludable propuesta de desayuno y merienda

IMG_7765v1

Ahora que el calor empieza a hacer acto de presencia, apetece empezar el día con un desayuno fresquito, natural y, sobre todo, saludable y enérgico.

En esta época del año los niños aumentan su nivel de actividad y después del cole no renuncian a jugar en el parque o al aire libre hasta que cae la tarde, por lo que es importantísimo que tengan una alimentación equilibrada que les aporte toda la energía que necesitan para resistir ese ritmo.

En este post os comparto una propuesta de desayuno o merienda 100% natural y muy saludable pensada especialmente para los peques de la casa en donde no faltan los cereales ni la fruta.

Ingredientes para elaborar un batido de frutas natural

  • Copos de avena de cultivo ecológico que podeis adquirir en herbolarios o tiendas de dietética
  • Leche de avena de cultivo ecológico, a poder ser enriquecida con calcio
  • Entre 2-4 piezas de fruta a vuestro gusto (yo siempre me decanto por la manzana, pera, plátano y fresas que combinan a la perfección con la bebida de avena)

Elaboración

Incorporamos todos los ingredientes en un robot de cocina, añadiendo la cantidad de leche de avena que deseemos para hacer nuestro batido más o menos espeso según nuestros gustos.

Cuando el calor comience a apretar más, podéis triturar junto a todos los ingredientes varios cubitos de hielo y transformar vuestro batido en un rico granizado de frutas.

¿Sabías que…?

La avena es el rey de los cereales, ya que es el que más proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes aporta por lo que empezar el día con un desayuno donde no falte la avena nos garantiza saciedad y energía a dosis máxima.

Además de ello, la avena tiene muchísimas propiedades, entre las que destacan:

  • Su poder depurativo
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar en sangre
  • Mejora las digestiones
  • Previene contra enfermedades cancerígenas y del corazón gracias a su alto contenido en ácidos grasos Omega 3
  • Ayuda al sistema nervioso central porque es rica en vitaminas del tipo B, por lo que es perfecta para niños en pleno desarrollo

En casa tomamos avena desde hace tiempo. Mi Mayor, debido a su condición de APLV, la toma desde siempre pero mi marido y yo nos hemos unido hace meses ya no sólo por sus múltiples propiedades y beneficios sino porque nos encanta su sabor.

Lo único que tenéis que tener en cuenta es que la leche de avena es una bebida muy líquida que necesita agitarse muy bien antes de consumirse por lo que si preparáis este batido natural para vuestros hijos y no lo consumen en el acto, deberéis agitar muy bien la mezcla cuando vayan a beberlo.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *