Mi hija es de enero. ¡Menuda faena!

niños de enero

 

“¿Tu niña es de enero? ¡Menuda faena!” –me suele decir la gente con cara de pésame. Al principio, ilusa de mí, pensaba que se referían a que la pobre tendría menos regalos de cumpleaños por pillar en plena cuesta de principio de año, o por acabar de salir de Reyes. Pero nada más lejos de la realidad. La gente me da el pésame porque “tengo que comérmela con patatas todo un año más antes de empezar el cole” –he citado palabras textuales que me suelen decir.

Y es que, para algunas personas, parece que tener un niño en enero supone un dolor de cabeza bestial en este sentido. “A ver si hay suerte y se te adelanta un poquito y nace en diciembre” – me llegaron a decir algunos.

“Suerte” porque así en poco más dos años escasos me la habría quitado de encima, mientras que por nacer en enero tendría que aguantarla casi un año más en casa…

El otro día en el parque, conocí a unos padres con un niño también de enero que me dijeron que estaban hablando con todos los colegios de la zona para conseguir escolarizar a su hijo el próximo curso, a pesar de no corresponderle. “Le faltarían cuatro meses para cumplir los 3 años si comenzara el colegio en septiembre. ¡Es injusto que tenga que tenerle en casa otro año entero más por haber tenido la mala suerte de nacer el 4 de enero!” – me comentaba su madre indignada.

Pero yo, a pesar de que respeto todas las opiniones y situaciones familiares, me siento a veces un bicho raro pues una de las primeras cosas en las que pensé cuando supe que mi niña nacería a principios de año fue en la inmensa suerte que ambas tendríamos de disfrutar más tiempo la una de la otra.

Mi hija empezará el colegio con 3 años y 9 meses. Será una niña madura (la madurez que da unos meses más de vida en estas edades), muy resuelta física y psicomotrizmente hablando, y con un control de esfínteres probablemente con un año de ventaja con respecto a sus compañeros de clase más pequeñitos. Y eso, no cabe duda de que para una madre supone una tranquilidad inmensa, por no hablar de la tranquilidad que también tendrá ella al sentirse más independiente, autónoma y consciente de la situación.

Así que no. Para mí no es ninguna faena que mi hija haya nacido en enero sino una gran ventaja y a pesar de que el inicio del cole está a la vuelta de la esquina, ¡aún nos quedan muchos meses por delante para seguir madurando y disfrutando juntas!

Madreaventura

Periodista, escritora, especialista en Marketing y ventas y, sobre todo, mamá. Mis tres hijos han aportado a mi vida la felicidad más absoluta y me han enseñado a ver el mundo desde su perspectiva feliz, inocente y despreocupada.

8 thoughts on “Mi hija es de enero. ¡Menuda faena!

  • 18/01/2017 en 11:13
    Permalink

    De verdad que la gente es la leche. Yo pienso como tú, que mejor que sean de principios de año para ir más maduros, que luego se nota mucho de los de enero a diciembre.
    Si de verdad tienes necesidad de escolarizar antes por motivos laborales (o los que sean) ya existen las guarderías ¿no? Yo no le veo el problema…
    Besos

    Responder
  • 18/01/2017 en 11:57
    Permalink

    ¡Ay! A mí me auguraban la desgracia escolar justo por lo contrario, porque la mía es de noviembre y seguro que sería la retrasada de la clase.Justo hoy he estado participando en una tertulia de cuentos de su clase y sí se nota la diferencia entre los niños de principios de año y los de finales, pero vamos, tampoco como para hacer un drama con la situación. Oye, y estos padres que desean esa escolarización tan temprana ¿qué harán si no se les emancipan de casa hasta los 30-40 años?

    Responder
  • 18/01/2017 en 14:16
    Permalink

    ¡Pues yo opino como tú! Las mías son de febrero, y no lo veo dramático. Es más, le veo muchas ventajas 😉

    Responder
  • 18/01/2017 en 14:58
    Permalink

    Hay gente que está más guapa calladita. Mi hijo lequeño es de principios de enero y yo feliz porque es de los mayores de su clase. Por otro lado, cada día que pasamos con nuestros hijos es un privilegio.

    Responder
  • 19/01/2017 en 13:20
    Permalink

    Soy maestra y madre de tres. Mis hijos son: de octubre el mayor y de diciembre los otros dos. Creo que los comentarios que has puesto demuestran que esas familias necesitan “descansar” de sus hijos cuando empiezan a demandar más atención y es una pena… y más aún si realmente puedes cuidarlos en casa y no tienes que incorporarte al trabajo por necesidad…
    Por experiencia diré que puedes ser que encuentres alumnos de enero/febrero/marzo mucho menos autónomos que uno de finales de año. Cada niño y niña es diferente y tiene un ritmo madurativo propio, lo cual puede estar relacionado en muchos casos con su edad cronológica o no. Mi pequeña tenía fecha de parto el día 5 de enero y se adelantó al 27 de diciembre… entrará en el colegio antes de los tres años y probablemente esté en cierta desventaja con sus compañeros (o no…, ya que eso dependerá de la maduración que vaya adquiriendo).
    A mí me llegó a decir uno de los ginecólogos cuando me vio allí de parto que “mira qué bien, te va a entrar la niña en el año fiscal…..”….. en fin, llevaba razón pero vaya comentario!

    Responder
  • 19/01/2017 en 14:26
    Permalink

    A ver, de nuevo lo que está mal es el sistema escolar y no el cumple de tu hija.
    Yo ya sabes que vivo en otro país y aquí la criba es de los nacidos al 1 de abril hasta el 31 de marzo del ańo siguiente. Con lo cual es más pequeńo tendrá 6 ańos y medio cuando empiece el colegio, porque aquí se empieza con esa edad, antes no. Se hacen párvulos, guardería lo que quieras pero al colegio se va maduro y preparado para la lectoescritura y todos empiezan desde cero.
    Y además a mi no me importaba mucho porque encima como vivimos en Argentina hace ańos me tocó todo lo contrario, el curso escolar e sde marzo a diciembre y allí había dos salas por edad, los mayores(de enero a julio) y los menores(de agosto a diciembre) pero claro, allí nacían suficientes nińos para poder dividirlos en dos salas, que esa es otra, la baja natalidad que hay en Espańa que hace que se tengan que meter todos los nińos de un mismio ańo en la misma clase.
    Saludos!!

    Responder
  • 09/02/2017 en 21:17
    Permalink

    Hola! Muy bien dicho guapa! Mi hija pequeña hace nada que ha cumplido su primer añito, ósea que también es de Enero, del 31 concretamente y por el momento no me he encontrado con nadie que me haya dicho algo parecido, alucino con la gente de verdad, qué lástima de criaturas que tan pronto se los quieren quitar de encima, si son bebés aún, por favor…lo que hay que oír y leer….yo pienso igual que tú y a quien no le guste, que no mire, que un hijo no es un lastre hombre, todo lo contrario. En fin, qué le vamos a hacer, como para nosotras no es un problema, eso que nos llevamos de poder disfrutarlas más tiempo 😊😘

    Responder
  • 05/08/2017 en 1:50
    Permalink

    Mi hija es de noviembre y me ha traído de cabeza por la presión de la gente.no quiero que entre tan pequeña. Este año hara tres años y al final no la matricule. Pese a todo lo que he tenido que escuchar incluso que era un pecado lo que estaba haciendo jiji.
    Lo unico que me preocupa es si cuando la matricule el curso que viene en que curso la pondrian.tendria 3 años y 10 meses
    Alguien podría decírmelo?.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *