Una maleta de hospital con lo fundamental e imprescindible

_DSC6180
Imagen extraída de la web Morguefile.com

Me falta poco más de 1 mes para dar a luz y ya tengo lista la maleta de hospital. Esta vez reconozco que me ha llevado más tiempo prepararlo todo y me he demorado un poquito pero es que con dos peques en casa y estos calores de verano, todo se hace muy cuesta arriba.

Tras haber pasado por la experiencia de dos partos y dos bolsas de hospital (una más desastrosa que la otra… por suerte la experiencia es un grado), creo haber dado en el clavo con esta tercera maleta y haber preparado lo imprescindible y fundamental.

Dado que estaré tres días en el hospital y que mi bebé nacerá en pleno verano madrileño, estas son las cosas que he guardado:

Para el bebé

  • 6 bodys o pijamas de manga corta: 2 para cada día. La verdad es que me parecen muchos porque seguramente, y dada la experiencia que tuve con Pulguita, me pase los tres días con mi niño desnudito tumbado sobre mi pecho, pero bueno, al ser de verano y ocupar tan poquito espacio en la maleta puedo concederme esa licencia.
  • Gorrito y manoplas: aunque en el hospital les ponen un gorrito nada más nacer que te aconsejan que le dejes las primeras 24 horas, prefiero llevarme el mío y cambiárselo en cuanto pueda.
  • Toquilla o muselina: Aunque mi Pequeñín nacerá en época de mucho calor, nunca viene mal echar una muselina de tejido ligero para protegerle en caso de corriente, aire acondicionado o a la salida del hospital.
  • Aseo: Pañales y toallitas, crema de pañal, crema hidratante y peine. Los útiles para el baño y el cuidado del cordón nos los dan en el hospital.

Para mí

  • 3 pijamas abiertos por delante: Aunque en el hospital me ofrecen un camisón, mi experiencia tras el nacimiento de mi niña fue bastante mala en este aspecto pues me dieron camisones cerrados por delante y abiertos  a la espalda que dificultaban la lactancia. Al final tuve que acabar prescindiendo de ellos porque cada vez que quería dar el pecho a mi hija, me arrancaba la vía de tanto subir y bajar las mangas. Así que esta vez prefiero practicidad y a ser posible un poquito más de colorido y alegría.
  • Zapatillas, compresas post-parto, braguitas desechables y ropa para el día del alta.
  • Aseo: aunque en el hospital me dan un kit para mi higiene y aseo diario, yo prefiero llevar mis propios geles, champús y cremas. Aquellos con los que estoy familiarizada y que me hacen sentir bien y “como en casa” después de una ducha reconfortante.

Y por supuesto, nada de desodorantes, colonias ni aromas fuertes que puedan perjudicar al bebé.

  • Como voy a optar por la lactancia materna y sé que pueden surgir dificultades, en mi maleta llevo el sacaleches eléctrico de Medela, unas pezoneras, el Purelán y las conchas de lactancia. Esta vez, si surge alguna complicación quiero ir preparada.

Y esta es mi sencilla maleta de hospital: casi ocupa más la cámara de fotos, de vídeo y cargadores varios que la ropa en sí.

Simplificando y acertando. ¡Esta vez seguro que sí!

Madreaventura

Periodista, escritora, especialista en Marketing y ventas y, sobre todo, mamá. Mis tres hijos han aportado a mi vida la felicidad más absoluta y me han enseñado a ver el mundo desde su perspectiva feliz, inocente y despreocupada.

3 thoughts on “Una maleta de hospital con lo fundamental e imprescindible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *