Ideas para decorar una habitación cada vez menos infantil

A lo largo de sus cinco primeros años de vida, la decoración de la habitación de mi Mayor ha ido cambiando conforme crecía y cambiaban sus gustos y necesidades. Pero a los seis años, y haciéndolo coincidir con su paso a Primaria, decidimos comprarle una habitación definitiva acorde a la nueva etapa que iba a comenzar.

Vimos muchos tipos de habitaciones, desde simples hasta dobles o incluso triples, pues dudábamos en si los hermanos compartirían cuarto. Finalmente, tras analizar las edades de cada uno de mis hijos y sus diferentes necesidades, tomamos la decisión de comprar una habitación simple para mi hijo con la posibilidad de añadir más muebles modulares en caso de que decidan compartir habitación en un futuro.

Según mi experiencia, ¿qué debería tener una habitación para niños que ya no son tan pequeños?

Cama amplia y con cama nido

Mientras fue más pequeño, mi hijo estuvo durmiendo en un colchón de 70 cm y si algo teníamos claro era que un colchón de esas dimensiones en un niño que se mueve tanto como el mío resultaba pequeño. Así que compramos una cama de 90 cm y un colchón evolutivo de firmeza 1 adaptado a su peso y edad que tocará cambiar dentro de unos años. Es importante tener este aspecto en cuenta porque su peso con seis años no será igual que con diez, y elegir un buen colchón adecuado a cada edad facilitará mucho su descanso.

Además, queríamos que su cama tuviera debajo otra cama nido para poder dormir con él cuando esté malito o para que pueda traerse a algún amiguito a casa si le apetece.

La cama en la que dormía antes también tenía cama nido pero era bastante incómoda de montar porque una vez extraída de debajo, había que desplegar las patas para poder elevarla y esto hacía que fuera muy poco práctica e incómoda para usarse con relativa frecuencia. Así que esta vez optamos por una cama nido con ruedas y con suficiente espacio como para que pueda quedarse siempre completamente hecha (sábanas, mantas y edredón). Así que no hay más que tirar de ella como quien abre un cajón, y ya nos encontramos la cama lista para usarse.

Espacio para almacenaje

La habitación de mi hijo tiene dos armarios empotrados bastante grandes pero cualquier espacio se queda pequeño cuando se trata de guardar las cosas de los niños. Así que para nosotros era importante que hubiera cajoneras, armarios y huecos de almacenaje. Es una gozada poder guardar de forma ordenada y accesible todo tipo mantas, toallas, ropa de temporada o juguetes varios dejando los armarios empotrados despejados y exclusivamente con la ropa diaria.

Espacio para estudiar y leer

Con el paso a Primaria suelen comenzar los deberes, los ratitos de lectura o las actividades escritas, y ya no vale cualquier mesa o rincón de la casa. Los niños necesitan comodidad y tranquilidad, igual que la necesitamos nosotros cuando queremos hacer alguna actividad que requiere de concentración.

Si algo teníamos claro mi marido y yo, era que la habitación del peque debía disponer de un lugar agradable, luminoso y cómodo donde pudiera hacer sus deberes diarios. Siempre en el mismo sitio para ir creando hábitos.

Por ello, encargamos una gran mesa de estudio que colocamos al lado de la ventana para que pudiera aprovechar al máximo la luz natural -teniendo en cuenta, además, que esta debe incidir de manera que no le haga sombra cuando escriba-.

La mesa tiene un ancho de 130 cm y una profundidad de 80 cm, que es lo que se suele recomendar para trabajar de forma cómoda. Es cierto que ahora, cuando se pone a hacer deberes le sobra mucho espacio, pero a medida que vaya creciendo necesitará incorporar elementos como ordenadores o varios libros y se hace imprescindible que siga quedando sitio para trabajar scon comodidad. Es importante también cuidar la altura de la mesa para que los codos queden apoyados cuando trabaja sobre ella sin llegar a forzar la postura, así como un reposapiés para que estos no cuelguen y se siente de forma relajada.

También creo que es muy útil que la mesa de estudio tenga varios huecos de fácil acceso donde poder dejar los libros o cuadernos que en ese momento no se estén usando, así como cajones para guardar lápices, folios o material de papelería. Podemos ayudarnos de bandejas clasificadoras para tener los cajones ordenados.

Estanterías modulares

¿Y que sería de una habitación de estudio sin una amplia librería? Nosotros hemos optado por estanterías modulares que aunque actualmente hemos dispuesto formando un único bloque, podríamos moverlas a nuestro gusto si en un futuro decidiéramos cambiar la estructura de la habitación.

Otros aspectos decorativos

Una de las cosas que más clara tenía cuando encargamos su habitación fue el color. Quería que fuera en blanco porque aparte de dar mucha luminosidad y sensación de amplitud a una habitación, es un color perfecto para niños ya que aporta calidez, suavidad y ese toque infantil que aun necesitan. Conforme vaya creciendo bastará con cambiar la decoración y estampados de cojines, alfombras, edredón, cortinas, lámparas… para darle otro aire completamente diferente.

Él mismo eligió combinar el color blanco con el azulón de manera que algunos de los tiradores de los cajones y baldas de las estanterías son en este tono.

Sobre la cama hay dos baldas y una estantería cubo que pusimos para romper la linealidad de la pared. Pero no están hechas en madera maciza como el resto de muebles, sino que son sumamente ligeros y aunque prácticamente no pesan, llevan varios anclajes en la pared y los adornos no son pesados ya que se recomienda que sobre las camas haya los menores objetos decorativos posibles para evitar que puedan caerse y dañar al niño mientras duerme.

La decoración de las estanterías ha sido idea suya y una de las cosas que primero me pidió fue un corcho sobre su mesa donde poder colgar los dibujos y trabajos del cole así como las fotos de sus amigos. ¡Y a mí me pareció una idea genial y muy personal!

Lo cierto es que estamos muy contentos con la habitación de mi Mayor porque entre todos, aportando cada uno nuestras ideas y sugerencias, hemos conseguido crear un espacio amplio, confortable y muy práctico para él, tanto ahora como para dentro de unos años.

1 thought on “Ideas para decorar una habitación cada vez menos infantil”

  1. Yo no estoy convencido con lo aqui escrito, pienso sinceramente que hay muchos elementos que no han podido ser considerados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra exposicion, es un buen post.
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *