El ajedrez y los niños

ajedrez

Cuando mi hijo cursaba segundo de infantil su tutora  me aconsejó matricularle en ajedrez como actividad extraescolar. Mi Mayor tenía apenas 4 añitos pero su capacidad de concentración, memorización y lógica llevó a la profesora a recomendarme esta actividad por considerar que podía encajar bastante bien con las habilidades que mostraba.

Así que fue pensado y hecho y ese mismo año le matriculamos en ajedrez. Desde entonces, el ajedrez se ha convertido en una de sus principales pasiones y no sólo va encantado a sus clases sino que practica en casa, lee libros sobre el tema y juega en torneos de la zona.

El ajedrez es un juego de lógica con grandes beneficios, por lo que los expertos recomiendan que si se desea iniciar al niño en esta actividad se haga lo antes posible con el fin de desarrollar más y mejores destrezas.

En casa consideramos esta actividad como un complemento fundamental a la educación que, sin duda, repercute positivamente en su formación académica.

Beneficios de jugar al ajedrez

  • Mejora la atención, concentración y memoria: Se ha demostrado que los estudiantes que practican ajedrez destacan por su buena memoria en las asignaturas y su gran capacidad de concentración. No en vano, los ajedrecistas pueden llegar a quedarse absortos durante un buen rato tratando de resolver una jugada e ignorando todo lo que ocurre a su alrededor.
  • Mejora el razonamiento lógico – matemático y ayuda a la resolución de problemas o conflictos ya que le enseña a adaptarse a situaciones imprevisibles e inesperadas y, como consecuencia, a aprender a resolverlas.
  • Como juego de estrategia que es, el ajedrez enseña a planificar y a anticiparse a los acontecimientos ayudando a trabajar aspectos como el autocontrol y el buen juicio a la hora de tomar decisiones.
  • Otros beneficios asociados son la mejora de la creatividad y la imaginación, el incremento de la capacidad lectora y el aumento del cociente intelectual.

Además, al ser un juego competitivo entre dos personas, el ajedrez enseña a respetar al adversario, a tener deportividad y ser honestos, a cumplir unas reglas de juegos y a controlarse a nivel emocional, sabiendo aceptar tanto las derrotas como los éxitos.

Confieso que antes de meternos en este mundo desconocía muchas de las ventajas que tenía jugar al ajedrez. Pero ahora que llevamos tres años de juegos, clases y torneos y veo los beneficios reales que esta actividad tiene, estoy encantada de que para mi hijo sea uno de sus principales hobbies.

Y vosotros, ¿conocíais todos los beneficios del ajedrez?

ajedrez

Madreaventura

Periodista, escritora, especialista en Marketing y ventas y, sobre todo, mamá. Mis tres hijos han aportado a mi vida la felicidad más absoluta y me han enseñado a ver el mundo desde su perspectiva feliz, inocente y despreocupada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *