Actividades para hacer con niños en verano

verano

Cuando hablo con otros padres sobre las vacaciones de verano escolares todos coinciden en decir que son excesivamente largas y los peques se aburren. Yo no creo que sean largas pues el curso académico –y más a medida que van creciendo- llega a hacerse demasiado cuesta arriba en algunos momentos y un descanso de dos meses y medio para desconectar y disfrutar siempre viene bien. ¿O es que nosotros, los adultos, no estaríamos felices con unas vacaciones así? ¿Quién de nosotros renunciaría a ellas por considerar que son “demasiado largas”? ¡Seguro que nadie, por lo tanto, los niños tampoco!

En lo que sí coincido es que en muchas ocasiones pueden llegar a aburrirse si no las organizamos bien, pues su capacidad imaginativa durante 24 horas y casi tres meses flaquea en algún momento.

Desde mi experiencia personal, hasta los 4-5 años mi Mayor llevó muy bien las vacaciones de verano y el “me aburro” prácticamente no se escuchaba en casa. Despertaba cuando quería, jugaba solo durante largos periodos de tiempo, disfrutaba muchísimo jugando conmigo a cualquier cosa y tras una tarde de piscina llegaba al final del día literalmente agotado.

Sin embargo, en el último curso de Infantil comencé a notar mucho cambio. Demandaba más actividad –tanto física como intelectual-, ya no le bastaban dos horas de piscina para cansarse ni se entretenía durante mucho tiempo jugando a solas con sus muñecos. Fue entonces cuando le llevé por primera vez a un campamento urbano y aunque inicialmente tuve muchas reticencias, a la larga comprobé que había sido una estupenda decisión.

Este año repite campamento deportivo y sumamos –por decisión suya- dos semanas de enseñanza musical e instrumental en una escuela. Decir que está feliz es quedarme corta pues está disfrutando muchísimo de esta experiencia.

Y es que soy de la opinión de que bien estructuradas, las vacaciones de verano dan para mucho y pueden llegar a ser realmente enriquecedoras.

Si tenéis niños en último año de infantil o primeros cursos de primaria, estos son mis consejos para disfrutar de un verano completo y divertido:

  • verano

    Los campamentos urbanos son una gran alternativa de ocio en verano

    Campamentos y actividades fuera de casa: Si ellos quieren –porque personalmente no soy partidaria de “forzarles” o “engatusarles” a hacer algo que no les convence- os aconsejo que les llevéis a un campamento durante unos días, una semana o varias –a elección-. Ayuntamientos, colegios y centros culturales y deportivos nos dan numerosas opciones de actividades para realizar en verano. Solo queda elegir la que mejor se adapte a los intereses y gustos de nuestros niños.

  • Juegos en familia: ¿Qué hay más divertido que extender un tablero y ponerse a jugar en familia? El verano es el momento más propicio para ello, ya sea durante la sobremesa o en el césped de la piscina, un juego de mesa nos puede hacer pasar un rato tremendamente divertido con nuestros hijos. Os recomiendo juegos con los que les estimuléis la imaginación, creatividad y lenguaje como el Intelect o Palabras cruzadas, el Ahorcado, el STOP o Scattergories, Sopas de letras, crucigramas… Y aquellos de lógica o conceptos matemáticos como el Ajedrez, las Damas, ciertos juegos de cartas, Monopoly, Sudokus
  • veranoJuegos online: Soy partidaria de dejar que los niños se familiaricen con el ordenador y los dispositivos electrónicos desde que son muy pequeños y los juegos interactivos son un buen recurso para ello. En casa tenemos varios juegos de mesa que funcionan también con un CD-Rom aunque siempre se puede recurrir a la descarga de APP educativas o portales de juegos online como http://www.educa.jcyl.es/zonaalumnos/es
  • Lectura: Me parece importante e imprescindible encontrar un ratito al día para que los peques lean; ya sea en solitario o acompañados de un adulto creo que debemos fomentarles esta afición. Mi consejo es que les hagáis partícipes de la compra de libros para que sean ellos mismos quienes elijan lo que quieren leer. A parte de los libros a nosotros también nos funcionan muy bien las revistas o cuadernillos que vienen acompañados de actividades o manualidades para realizar de forma paralela.
verano

Pintar es una de las actividades preferidas de los niños

  • Si a vuestros hijos, como a los míos, les encanta pintar o dibujar, os recomiendo que os hagáis con un buen arsenal de pinturas de todo tipo, ya sean los clásicos lápices de colores o rotuladores, como ceras, témperas, pinturas de dedos, acuarelas… Para el mayor hemos optado también por un caballete y un lienzo y para la niña hemos encontrado un filón en la pizarra y las tizas. Sea como sea, la pintura es una estupenda opción de juego y creatividad que les mantendrá entretenidos durante mucho tiempo.
  • Aprovechad cualquier ocasión para que vuestros peques escriban. Es importante que no pierdan práctica ni soltura con la escritura, sobre todo en estas edades en las que están afianzando conocimientos. Podéis pedirles que os ayuden a hacer la lista de la compra, que escriban una carta a un amigo, una redacción de lo que han hecho en el día o un cuento que luego lean a sus hermanos o a vosotros. Cualquier pequeño relato será suficiente para mantenerles activos en esta parcela.
  • Y ya por último, si vuestros hijos cursan un idioma extranjero, no os olvidéis de reforzarlo en verano mediante juegos sencillos de palabras, canciones, cuentos o incluso vídeos.

Como veis es posible combinar actividades lúdico-educativas con otro tipo de juegos, deporte y piscina/playa. Bien organizados, los días de verano no sólo permitirán a nuestros niños descansar y disfrutar sino seguir aprendiendo de la mejor forma posible: ¡mientras juegan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *