Dientes de leche que no caen

Imagen extraída de la web Morguefile.com

Entre los seis y los ocho años los niños suelen comenzar a cambiar los dientes de leche. En algunos casos este proceso ocurre antes y en otros después, pudiendo depender de la edad en la que el bebé comenzó su dentición.

¿Cómo es el proceso de caída de los dientes?

Los dientes que primero se caen son los que primero aparecieron: los incisivos centrales inferiores, seguidos de los dos laterales. Casi al mismo tiempo suelen hacer aparición las cuatro muelas de los seis años (justo al final de los molares de leche) y a continuación caerán los dos incisivos centrales superiores y sus dos laterales.

El segundo cambio de dientes de leche se producirá un poquito más tarde, hacia los diez-once años aproximadamente.

Mi Mayor, a sus casi ocho años ha perdido solamente dos dientes de leche y de momento tan sólo asoma una de las cuatro “muelas de los seis años” (llamadas así porque es la edad en la que suelen aparecer).

¿Y si no se caen los dientes de leche?

En los tres últimos años, mi hijo ha visto cómo sus amigos han ido cambiando las piezas dentales que correspondían por edad (los cuatro incisivos superiores y los cuatro inferiores) mientras que a él no se le movía ni un solo diente: ¿es normal este retraso habiendo sido un bebé “estandar” en cuanto a aparición de los primeros dientes (le salieron los dos de abajo en torno a los seis meses y medio)?

En ningún momento me he preocupado por ello porque ya se sabe que en esto, como en todo lo demás, cada

Imagen extraída de la web Morguefile.com

niño lleva su propio ritmo y los controles con la pediatra con respecto a este tema eran totalmente normales. Pero el verano pasado, con siete años cumplidos y sin habérsele caído aún ningún diente, vi que los dos incisivos definitivos traseros comenzaban a asomar. Fue entonces cuando le llevé por primera vez al dentista pensando que quizá tendrían que quitarle los dientes de leche para hacer hueco a los nuevos que ya se estaban dejando ver.

Tras una revisión meticulosa, el dentista nos explicó que los dientes definitivos salen cuando han absorbido la raíz del diente de leche, haciéndolo caer para dar paso al nuevo. Pero no siempre ocurre así, y a veces comienzan a salir en doble fila sin que el diente de leche se haya caído aún.

Este hecho – nos explicaba el dentista- no debe alarmarnos pues la tendencia es que los dientes permanentes se desplacen hacia delante en el momento en que dejen de notar resistencia; es decir, que sin el obstáculo del diente de leche, el definitivo se moverá solo y sin ayuda hacia delante, ocupando el lugar que le corresponde.

El diente asoma sin haberse caído el de leche

El odontopediatra que nos atendió decidió no quitarle a mi hijo los dos dientes de leche hasta que no fuera estrictamente necesario y nos dijo que eso ocurriría cuando el diente permanente asomara en su doble fila por encima del diente de leche. Si se daba este caso, bajo anestesia local, se procedería de forma muy rápida, indolora y sencilla a retirar el diente de leche.

Pero no hizo falta llegar a esto pues en el trascurso de un mes, los dos incisivos centrales inferiores pasaron de no moverse a caerse dejando vía libre a los definitivos que asomaban detrás.

Fue gracioso ver que en ningún momento su dentadura quedó mellada pues ya tenía detrás sus dientes definitivos que en pocas semanas se desplazaron hacia delante quedando completamente alineados y rectos.

Mi duda ahora es si le ocurrirá lo mismo con el resto de dientes que tiene que cambiar. De momento no hay rastro ni de los definitivos ni tampoco ningún atisbo de que los de leche vayan a caer próximamente. ¡Seguiremos informando!

, , ,

Sin comentarios

Deja un comentario