La cesárea y las 10 cosas que nadie te cuenta cuando te enfrentas a ella

Cesárea

Imagen personal

Cuando te van a practicar una cesárea, sobre todo si es la primera, tienes la errónea creencia de que cuando salgas del quirófano estarás como nueva.: sin tripa, si acaso con alguna ligera molestia, y con tu bebé en los brazos. Pero nada más lejos de la realidad. Se nos olvida que la cesárea es una cirugía mayor abdominal y como tal requiere de una serie de cuidados adicionales que un parto vaginal, por regla general, no necesita.

El problema es que esta serie de cuidados o precauciones que debemos tener rara vez nos son comunicados por los profesionales médicos, y lo vamos averiguando nosotras, con más o menos premura, en función de la experiencia que tengamos con la cesárea.

En mi caso particular y tras haber vivido esta intervención quirúrgica tres veces, me atrevo a daros 10 consejos –basados en mi experienciapara hacer más llevaderas las 10 cosas que nadie te cuenta cuando tienes una cesárea:

VITAMINAS PARA LA “FLOJERA”

1. Es probable que te encuentres agotada físicamente y que cualquier pequeño esfuerzo te resulte un mundo. Esto es así no sólo por los dolores propios de la intervención sino porque durante la cesárea se pierde más sangre que en un parto vaginal, lo que hace que te sientas más “floja”. Es recomendable hacerse analíticas de control para vigilar que todos los valores vuelven a la normalidad, y mientras tanto pregunta a tu médico si puedes tomar vitaminas que te ayuden a encontrarte mejor.

AYUDA PARA INICIAR LA LACTANCIA

2. Iniciar la lactancia materna tras una cesárea supone un mayor esfuerzo que tras un parto vaginal. Durante las primeras horas tras la intervención se hace difícil poder incorporarte y buscar una buena postura para amamantar, por lo que el malestar, las grietas y el mal agarre del bebé suelen ser protagonistas en esos primeros momentos. Si tienes estos problemas, ¡busca ayuda de una asesora para encarrilar cuanto antes tu lactancia! (os dejo mi experiencia al respecto pinchando AQUÍ)

¡CUIDADO CON LAS INFECCIONES DE ORINA!

3. Es probable que durante la intervención te pongan una sonda vesical que no te retirarán hasta pasadas unas horas. Cuando te la hayan quitado quizá sientas molestias y escozor a la hora de ir al baño (aunque no tengas infección). Si es así, ármate de paciencia y bebe mucho líquido para eliminar cuanto antes los posibles residuos que hayan podido quedar y estén provocando ese dolor. En un par de días estas molestias habrán desaparecido.

ANALGESIA Y DOLOR DE ESTÓMAGO

4. Los dolores post quirúrgicos requieren de una mayor analgesia durante algunos días. Si, como yo, tienes el estómago un tanto delicado, la medicación puede hacer que al final te resientas. Pregunta a tu médico el tipo de analgesia que mejor te conviene si eres propensa a dolores de estómago o gastritis – algo que no te suelen preguntar cuando te pautan la medicación de rigor-

DIETA SUAVE

5. Al ser una cirugía abdominal, los gases y el malestar estomacal se hacen patentes desde el principio. Probablemente te mueras de ganas por comer todo aquello que te ha sido prohibido durante el embarazo, pero mi consejo es que esperes una o dos semanas a que la hinchazón abdominal desaparezca. Bastante tenemos con el dolor quirúrgico como para añadir, además, molestias estomacales por precipitarnos con la alimentación. ¡Dieta suave y alimentos ricos en fibra pueden ser los mejores aliados!

MESES DE INACTIVIDAD

dieta tras cesárea

Imagen personal

6. La tripa que se queda tras un parto por cesárea es bastante más abultada que con un parto vaginal ya que se han cortado los músculos anteriores del abdomen y esto hace más lenta la recuperación. Además, las peculiaridades de la intervención hacen imposible comenzar a ejercitar la musculatura hasta pasados 3 meses, aproximadamente. En cualquier caso, sólo el médico o un fisioterapeuta especializado en post-parto serán quienes mejor te puedan guiar a la hora de comenzar a hacer ejercicio físico (¡y ojo! que no cualquier ejercicio es válido tras una cesárea)

REPOSO

7. Tras la cesárea necesitarás un mayor reposo físico que si hubieras tenido un parto vaginal. Esto se traduce en que tu movilidad será más reducida e irá aumentando poco a poco conforme vaya pasando el tiempo. Es importante que te apoyes en tu pareja o busques ayuda para hacer ciertas tareas que, aunque te sientas con fuerza de hacer, no son recomendables tras una operación de esta envergadura.

INSENSIBILIDAD ABDOMINAL

8. Es probable que tardes semanas, e incluso meses, en recuperar la sensibilidad de la zona abdominal pues durante la intervención se han cortado muchas capas de tejido y nervios que tardarán tiempo en recuperarse. Cuando deje de dolerte la cicatriz (en algunas ocasiones el dolor puede durar incluso meses), comenzarás a sentir hormigueo y al tocarte notarás la zona adormilada. Mi consejo es que os impongáis como tarea diaria un automasaje más o menos intenso en la zona abdominal para que el tejido se vaya despertando y logréis volver a tener sensibilidad en toda la zona afectada. Si el tocaros la tripa os genera una sensación desagradable, respirad profundamente antes del masaje y tratad de hacerlo lo más relajadas posibles.

CUIDAR LA CICATRIZ A CORTO, MEDIO Y LARGO PLAZO

9. Por otro lado, nadie te dice que la cicatriz de una cesárea requiere tratamiento y cuidado. Y no me refiero a los cuidados básicos que toda herida quirúrgica necesita, sino a los cuidados posteriores, una vez que hayan retirado los puntos. Mi consejos es que os pongáis en manos de un fisioterapeuta que tratará vuestra cicatriz para evitar adherencias y reducir la hinchazón (Hablaré de ello con más detenimiento en un próximo post)

¿NUEVO EMBARAZO? MEJOR ESPERA

10. Y por último -y no menos importante- conviene saber que el útero necesita aproximadamente 18 meses para una cicatrización completa por lo que es importante que si se va a buscar un nuevo embarazo se respeten los tiempos. Aun así, nadie mejor que tu médico para informarte, en tu caso concreto del momento ideal para volver a quedarte embrazada tras una cesárea.

, ,

Sin comentarios

Deja un comentario