Niños y niñas: iguales pero distintos

El otro día leí este post que me encantó y me arrancó una sonrisa porque parecía retratar a mi hijo. A las madres de niños varones os animo a leerlo, ¡es divertido y real como la vida misma!

De todos los puntos que cita el artículo me quedo especialmente con cinco que, en nuestro caso, calcan a la perfección el carácter y las ocurrencias de mi peque y que al mismo tiempo sirven para marcar las diferencias que existen entre niños y niñas.

Imagen extraída de la web Morguefile.com

  • Su padre es su mejor compañero de juegos, con el que además le gusta jugar “a lo bruto” (como yo digo). Y es que desde que era muy pequeño mi niño ha tenido una conexión especial con papá. Ambos se adoran, se entienden a la perfección y juegan juntos de tal manera que cuesta reconocer quien es el niño y quien el adulto 😉

Una de las cosas que más les gustan a los dos es recrear batallitas de súper héroes o series de televisión con los muñecos o a veces incluso entre ellos. Las “peleas” parecen tan reales que se me encoge el corazón cada vez que les observo y temo que alguno de los dos pueda salir herido en el fragor de la batalla. Pero ahí les ves disfrutando como si no hubiera un mañana mientras se revuelcan en el suelo con antifaz y espada en mano. ¡Me encanta!

El problema es que cuando el peque quiere jugar conmigo pretende que sigamos el mismo ritmo que lleva con papá e incluso ya planea jugar con Pulguita a indios y vaqueros o a torneos de caballeros. ¡La que le espera!

  • Unido a esta afición por las peleas “de mentirijilla” (como dice él), está también el deporte de riesgo. Lo de pasear tranquilamente con la bici en plan “Verano azul” como que no le va mucho. Prefiere encaramarse a lo alto de un laberinto de madera y bajar haciendo el pino si hace falta, o tirarse por un tobogán de espaldas. Y si cae al suelo y se pega un buen coscorrón entonces las risas estarán aseguradas.
  • Y es que el sentido del humor de los niños en general y de mi hijo en particular es un tanto…

    Morguefile.com

    peculiar. Se parte de risa con sus amigos manteniendo una conversación absurda en donde predominen las palabras “pedo”, “culo,” “caca” y “pis” mientras un montón de niñas les rodean mirándose entre ellas, serias, con gesto asqueado y sin entender muy bien el sentido del humor del sexo opuesto.

  • Otra de las cosas que me llaman la atención de los niños es su forma de saludarse cuando se encuentran. Cuando mi hijo ve a algún amigo o compañero de clase el saludo va desde un extraño ritual de baile sacando la lengua, dándose azotitos con el culo en pompa y emitiendo sonidos guturales sin sentido, hasta pegarse un buen empujón con carcajada del empujado incluida. Esto evolucionará con el tiempo a los clásicos golpes en la espalda que se dan los hombres cuando se ven y que me apuesto lo que sea a que deben dejarles sin respiración durante unos segundos.
  • Un papá del cole, padre de dos niñas, me comentaba el otro día que las chicas son más exquisitas a la hora de elegir amistades. No les vale cualquier niña, no suelen querer jugar con chicos y, por supuesto, no aceptan niñas menores en el grupo a no ser que estén jugando a las “casitas” y adopten a la menor como el bebé al que hay que cuidar.

En el caso de los niños es totalmente diferente. No tienen reparos en irse con las niñas (aunque al minuto les aburra su juego) ni en relacionarse con niños mayores o  pequeños. Se entienden perfectamente entre ellos y enseguida hacen piña independientemente de su edad. Me fascina además que puedan pasarse toda la tarde jugando con un niño desconocido y acaben despidiéndose tras horas de juegos sin saber si quiera sus nombres. “Eso a las niñas no les pasa” – me decía este papá amigo mio.

Y es que, por mucho que nos empeñamos en decir que los niños y las niñas son iguales lo cierto es que desde bien pequeñitos ellos mismos van mostrando sus diferencias y preferencias a la hora del juego y de las relaciones humanas. A mi hijo nunca le hemos inculcado o prohibido ciertos juguetes, películas o juegos y sin embargo siempre ha tenido muy clara su afición por los volantes, ruedas y balones tanto en el juego como en la pantalla de televisión.

Es cierto que no es una normal general, y que habrá tanto niños como niñas que no se correspondan con los clásicos estereotipos, pero al menos en nuestro caso mi hijo cumple todos los cánones 😉

, , ,

8 respuestas en Niños y niñas: iguales pero distintos

  1. MIsMellis 15/01/2014 at 11:27 #

    Niños y niñas son diferentes desde pequeños porque el cerebro es diferente y funciona diferente en cuanto a sexos. Muchas de las cosas que pone en ese post son estereotipos aplicados a niños o niñas que no siempre se dan, me explico no todas las niñas son tranquilitas y modositas aunque si por definición son más sociables porque tienen más desarrollada el área del cerebro que tiene que ver con el lenguaje y las relaciones sociales, por eso a una niña no se le escapa como se llama otra niña…
    Se presupone que los chicos son más activos y tienen mayor capacidad para el deporte o el cálculo por ejemplo…
    Yo tengo dos hijos de la misma edad y distinto sexo y se parecen como un huevo a una castaña, las capacidades de uno distan mucho de las del otro aunque eso si no tienen nada que ver con lo que se les presupone por su sexo.
    Mi hija es un auténtico terremoto que disfruta con juegos activos y rozando lo peligroso junto a su padre, corre, salta y brinca como un chico y por eso le gusta estar con chicos… no pierde su lado femenino que se basa en pedirme que le ponga un chandal e ir al espejo a ver si está guapa. El tema princesas no le interesa para nada y todo lo que tiene que ver con el color rosa le provoca espanto… eso si… dale una pelota de futbol.
    En cambio mi hijo es más tranquilo, sedentario, nada de correr, nada de futbol, y nada de lo que se presupone que es un niño excepto que es algo bruto jajaja.
    Le encanta jugar con la cocinita por ejemplo y lo que empieza siendo un juego sútil y tranquilo termina siendo lanzamiento de cacharritos (le sale su vena niño).
    Ella es más maquiavélica, siempre digo que ella es la mente pensante y él el brazo ejecutor, ella más posesiva y él más independiente.
    Aún son pequeños, tienen 3 años y ahora que han empezado el colegio si que empiezan a diferenciar aquello de “esto es de chicos/as”, por ejemplo al niño no le importaba jugar con cosas rosas hasta que empezó el cole.
    Ufff creo que tu entrada de hoy da para hablar largo y tendido….

    • Madreaventura 25/02/2014 at 19:05 #

      Me ha encantado tu explicación porque además tú mejor que nadie puede comparar lo que es criar a la vez a un niño y a una niña de la misma edad.

      No sé si tienes algún post al respecto pero si no lo tienes te animo a que escribas sobre ello. ¡Me ha gustado mucho como lo has definido!

  2. madrexilio 15/01/2014 at 15:30 #

    Hola Silvia, pues como te decía en FB, creo que independientemente de las diferencias biológicas, genéticas, la eduacción que se les de, si bien es cierto que hay ciertas cosas que paracen “traerlas de chip”, como decía en FB, también es cierto que cada niño tiene su personalidad y cada familia funciona diferente. No sé, a mí cuesta mucho decantarme por “una verdad” (como quien dice) porque como casi todo en esta vida: lo factual depende de muchas cosas.
    De todas maneras, te cuento que hoy mismo pensaba en este tema porque ayer una mamá en el grupo de juegos al que vamos me decía que es mejor tener niños porque con ellos se puede jugar al Lego y con las niñas no. A esto no dije nada… porque no estoy de acuerdo. Es decir, hay niños a los que interesa poco el Lego o los carros, y hay niñas que ni ven a las muñecas. En mi opinión, debemos darle la opción de jugar con lo que quieran y ya ellos mismos decidirán (con nuestra ayuda, claro) cómo abordar los roles con los que se sientan más identificados en el juego y en la vida social.

    Escribí mucho… lo siento. Por ceierto, ya me he suscrito al blog. ¡Saludos desde Budapest!

    • Madreaventura 24/03/2014 at 18:39 #

      ¡Vaya tontería te dijo esa mamá! Yo creo que hay ciertos juegos y juguetes que llaman más la atención a niños o a niñas pero eso no quiere decir que el sexo opuesto no pueda jugar con ellos.

  3. Mamamedusi 15/01/2014 at 21:01 #

    Jeje me parece que medusi va por el mismo camino! Igualmente tiene preferencia por juegos de peleas, volantes, espadas, etc
    Es mas, en casi 3 años que tiene, la primera vez que se le ocurrio desvestir a una muñeca (Peppa pig) fue el otro día, y conozco nenas de su edad que ya juegan a cambiarlas, darles de comer, etc
    De momento el juego en casa es de saltos, golpes y reparaciones. Eso sí, cuando menos te lo esperas te pega un achuchon, te dice que te quiere y te parece el nene mas tierno del mundo 🙂

    • Madreaventura 25/02/2014 at 19:06 #

      Jajajaja! Es que nada tiene que ver lo cariñosos que son con lo brutotes que a veces se ponen en el juego. Mi hijo es “mas tierno que el Día de la Madre” (como dice mi abuela) pero a bruto no le gana nadie 😉

  4. mamas_besos 03/02/2014 at 15:34 #

    Es que la genética es la genética por mucho que nos queramos oponer. Por mucho que les eduquemos igual des de pequeñitos nunca serán iguales, aunque siempre hay excepciones y cada niño y niña pula su particularidad.
    Un abrazo.

    • Madreaventura 25/02/2014 at 19:07 #

      Claro! Cada niño tiene su personalidad, independientemente del sexo 🙂

Deja un comentario