Ocio y vida en pareja además de madre

images

Este post que escribí hace más o menos un año marcó un antes y un después en mi forma de concebir el ocio y la vida en pareja. Desde que mi hijo nació hasta que cumplió los tres años no me separé ni un momento de él. Tanto si necesitaba comprarme ropa como si tenía cita en la peluquería o había planeado una cena romántica con mi marido, mi hijo siempre venía conmigo. Vacaciones y planes de ocio estaban siempre adaptadas a él y no concebía separarme ni un segundo de mi niño por  puro placer mío.

Sin embargo, al cumplir los tres años comencé a ver una evolución asombrosa tanto en su personalidad como en mi forma de ver nuestra relación madre-hijo. Mi peque se estaba convirtiendo en una personita más madura, confiada y tremendamente sociable. Disfrutaba con los abuelos, los tíos o en casa de sus amigos y yo comencé a darme cuenta de que esos ratitos separados nos venían fenomenal a ambos.

Las duchas de tres minutos comenzaron a convertirse en largas sesiones de spa a domicilio; las compras express pasaron a ser momentos de relax y disfrute sin hora de vuelta; los cafés rápidos con amigas y con el peque en brazos se sustituyeron por comidas con sobremesa de varias horas de risas y despreocupaciones, habiendo dejado al niño al cuidado de otras personas… Pero sin duda, lo más bonito que he re-descubierto recientemente ha sido el amor y los planes de pareja.

Los planes que mi marido y yo habíamos hecho hasta la fecha siempre habían girado en torno al niño y aunque habían sido maravillosos -pues no hay nada más bonito que disfrutar juntos de la familia que hemos creado- sentía que faltaba algo. En este último año han sido varias las veces que hemos dejado al nene con alguien de confianza para disfrutar de una comida con amigos, de una obra de teatro, de un cine con cena incluída e incluso de varias escapadas románticas que hemos vivido casi casi como una segunda luna de miel. Ha sido precioso volver a disfrutar de momentos de complicidad, relax y diversión sin pensar en nada más que en nosotros mismos, confiados de que nuestro hijo estaba en las mejores manos y pasándoselo tan bien que probablemente ni se estaría acordando de nosotros.

Jamás pensé que sería capaz de hacer este tipo de cosas y ahora, sin embargo, no sólo no concibo no hacerlas sino que además es algo que recomiendo a todas las parejas cuando se sientan preparadas para ello.

Antes de que acabe el año, y de que mi volumen me lo impida, me encantaría poder hacer otra escapada con mi marido. Es increíble lo muchísimo que se disfruta y se aprovecha el tiempo. A nosotros nos recarga pilas, nos enamora como nunca, nos desconecta de la vorágine del día a día y nos hace volver con energía renovadas.

Subscribe

Suscríbete a nuestra lista de correo para recibir actualizaciones

, , , ,

Una respuesta en Ocio y vida en pareja además de madre

  1. Leticia 05/02/2014 at 12:30 #

    ¿Llega en algún momento ese momento??? ¡Con una nena de 2 años y medio y una beba de 6 meses, lo veo TAN lejano!

Deja un comentario