Cuando el colegio respeta los ritmos de cada niño y profesores y padres van de la mano

Ayer tuve la primera reunión del curso con la tutora de mi hijo y no pude salir más contenta con la maravillosa profesora que le ha tocado. Es sensible, cariñosa, entusiasta y, sobre todo, muy respetuosa con los diferentes ritmos de cada niño.

El primer punto a tratar fue el sueño de mi hijo. Como sabéis tiene tendencia a quedarse dormidito en clase y la preocupación de la profesora era, exclusivamente, saber el número de horas que dormía por la noche y si necesitaba la siesta a media mañana. Yo he sido sincera con ella al decirle que este hecho me descolocaba bastante pues duerme todas las noches 11 horas seguidas y abandonó la siesta matinal al cumplir su primer año. Pero ella me ha tranquilizado mucho al decirme que está convencida de que estos episodios son algo pasajero y se deben a los importantes cambios vividos en los últimos meses y que pueden llegar a ser agotadores para muchos niños: dejar atrás el pañal, comenzar el cole sin haber ido nunca a guardería, separarse de mamá, cumplir los 3 años y dejar de ser bebé, cambiar sus ritmos diarios…

¡Bastante bien lo llevan los pobres con tanto cambio radical en sus cortas vidas!

Ella es partidaria de no despertarle pues cree que si un niño tan chiquitito se queda dormido en mitad de una actividad es porque realmente lo necesita, pero quería conocer nuestra opinión al respecto. Confieso que a mí no me agrada que se quede dormido, simplemente porque temo que lo tome como una rutina, pero tampoco soy partidaria de romper bruscamente una necesidad tan imperiosa como esa. Así que le he dicho que si la mañana en el cole ha sido ajetreada no le despierte, pero si no existiera este matiz y considera que la actividad que están realizando puede ser interesante para alguna parcela de su desarrollo sí que le he pedido que le espabile, aunque siempre sin forzarle.

Fuera de esta pequeña” anécdota” me ha dicho que está encantada con él y con su forma de ser. Está tremendamente integrado, es muy sociable y juega con todos los niños. Es además muy participativo, siempre está dispuesto a ayudar, a recoger la clase y a obedecer a la primera.

Me ha recalcado el buen carácter que tiene: conformista, cooperantealegre, cariñoso, risueño y extremadamente sensible.  Ya he comentado alguna vez que mi hijo es un niño de emociones fuertes. Todo lo vive intensamente y con la sensibilidad a flor de piel, tanto las risas y las victorias como las penas y las derrotas. Su profesora ha sabido “calarle” en tan sólo 4 semanas de clase y lo que más me gusta de ella es que sabe cómo tratarle, cómo hablarle y cómo guiarle para que vea las cosas negativas desde un punto de vista positivo y siempre con el afán de superación por bandera, que es algo que mi hijo tiene muy interiorizado. En definitiva, tratar a cada niño según su personalidad y no medir a todos por el mismo rasero.

En cuanto a las actividades de clase parece bastante diestro en materias de psicomotricidad y expresión corporal así como en aquéllas en las que se requiere concentración y lógica. Por el contrario parece estar más flojito en grafología, le cuesta coger bien el lápiz y dibujar correctamente trazos verticales y horizontales así como colorear dentro del dibujo.  Según ella esto se debe a que es de los más pequeños de la clase y el movimiento “pinza” que se requiere para dibujar no lo tiene todavía asimilado, algo, por otro lado, que enseñan en el último año de guardería.

La conversación con la tutora duró casi un ahora y me resultó realmente enriquecedora e interesante. Salí orgullosa de mi hijo, contenta por saber más de él y conocerle desde otra perspectiva pero, sobre todo, feliz y relajada por saber que le dejo en excelentes manos; en las manos de una gran profesional y de una sensible mamá  con la misma forma de entender la crianza y la educación de un niño que tengo yo

La compenetración, los besos y los abrazos que ambos se dan cada mañana así me lo demuestran.

, , , , ,

15 respuestas en Cuando el colegio respeta los ritmos de cada niño y profesores y padres van de la mano

  1. MamaEncantada 11/10/2012 at 12:28 #

    Como me alegro, creo que es muy importante estar a gusto con la persona con la que tu hijo pasa tantas horas. Aunque en mi caso te digo que mi primera impresion de la cuidadora fue mala pero mi hijo la adoraba y ella le adora a él, este año no está con ella después de dos años y lo ha pasado fatal. Ellos son el mejor indicador.

    • Madreaventura 14/10/2012 at 17:39 #

      Leí la historia de la guarde en tu blog y me dio mucha pena por tu pequeñín. No hay nada peor para ellos que acostumbrarse a una cuidadora y de pronto dejar de tenerla, tan pequeñines…

  2. Íntimo y Personal 11/10/2012 at 13:24 #

    Me alegro mucho de que el niño esté contento y que a vosotros os guste la seño, para nosotras es muy importante la colaboración con las familias y el trato individual es fundamental, no hay dos niños iguales y es se tiene en cuenta. Un bss

    • Madreaventura 14/10/2012 at 17:41 #

      Debería ser siempre así pero sé por las guardes y coles de otros amigos que no siempre tratan a los niños en función del carácter de cada uno. Nosotros hemos tenido esa suerte!

  3. Carol 11/10/2012 at 13:38 #

    Qué bien que tengáis una profesora que os de tanta confianza y sea tan respetuosa, ojalá fuese siempre así.
    Desde luego el peque parece haberse adaptado muy bien, a pesar de sus siestas, que por otro lado no tienen ninguna importancia.

    Con la edad que tienen no creo que haya que preocuparse porque no hagan “bien” ciertas cosas, ya tendrán tiempo.

    Un abrazo

    • Madreaventura 14/10/2012 at 17:42 #

      Debería ser la norma y no la excepción pero ya sabemos que no siempre ocurre así.
      Nosotros estamos encantadísimos con ella :-)

  4. Pamela 11/10/2012 at 13:43 #

    Me alegra que estés tranquila y que tu hijo esté viviendo positivamente el cole.
    Es un alivio de un valor tremendo.
    Saludos.

  5. Mistrucosparaeducar 11/10/2012 at 21:44 #

    Me alegro muchísimo!
    Enhorabuena por tu niño!

  6. Unaterapeutatemprana 11/10/2012 at 22:40 #

    Qué suerte habéis tenido de encontraros esa gran profesional en vuestra vida. Estoy segura de que si te leyera, se emocionaría. Para lo de motricidad fina, te dejo esta entrada por si os puede ayudar: http://unaterapeutatemprana.blogspot.com.es/2012/03/motricidad-fina.html
    Un besote.

    • Madreaventura 14/10/2012 at 17:44 #

      Mil gracias por el enlace, seguro que me ayuda mucho. Le pregunté a su profe formas de ayudarle desde casa y me recomendó un par de juegos y un ejercicio que ella llama “el piquito del pollito”. En ello estamos :-)

  7. Zary 12/10/2012 at 15:15 #

    Te felicito. que feliz nos sentimos cuando podemos tener ese entendimiento y empatía con los profes de nuestros pequeños.
    Un abrazo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Celebrando Halloween en el colegio del peque - 26/10/2012

    [...] no sólo por sus sistema educativo y su calidad en la enseñanza (buena muestra de ello es la maravillosa tutora que tiene este año) sino por estos “pequeños” detalles que comento que hacen del centro un lugar rico [...]

Deja un comentario