Tres años repletos de amor

En unos días celebraremos los tres años de mi pequeño. Tres años de un amor tan grande que jamás pensé que pudiera existir.

Desde el minuto en que te vi materializado en un diminuto test de embarazo mi corazón empezó a latir sólo por ti, y cuando tus agitados latidos de ocho semanas me arrancaron miles de lágrimas de felicidad supe que desmontarías mi vida con tu llegada y que nada volvería a ser como antes.

Recuerdo la punzada de amor que sentí al verte por primera vez y la emoción que me embargó sumirme en tu serena mirada de ojos claros. Recuerdo tu olor a vida, tu piel, tu pelo rubio y tus larguísimas pestañas. A la paz que me transmitías en esos primeros meses se sumó la emoción por cada pequeño avance: tus primeras sonrisas, tus primeros balbuceos, tus primeras palabras, los gateos indecisos y los pasos renqueantes… Y sin darnos cuenta soplamos al unísono la vela de tu primer cumpleaños. A partir de ese momento el tiempo no nos ha dado tregua y pasa rápido… demasiado rápido como para poder saborear lentamente todas las maravillas que me vas regalado.

Atrás has dejado al dulce bebé de pelo rubio y piel rosada para convertirte en un niño precioso, de fuerte personalidad y sentido del humor, dulce, tímido y descarado a partes iguales y que destila amor por los cuatro costados.

Todo ha evolucionado en este tiempo incluyendo mi amor por ti. Cuando te vi por primera vez pensé que jamás podría sentir por nadie el amor tan grande que me habías hecho sentir, pero me equivocaba. La maternidad es lo que tiene, que cuando llega desmonta mitos y creencias de una forma arrolladora, sin llegar a saber nunca donde estará el límite de lo que una madre es capaz de hacer o sentir por un hijo.

Así que aquí me tienes. Embobada con tus ojos inocentes y tu sonrisa pícara. Derretida cuando me llamas “mamina” o cuando me repites una y otra vez lo muchísimo que me quieres. Pero, sobre todo, infinitamente agradecida por descubrirme un nuevo mundo, una nueva forma de entender la vida y de amar sin límites.

¡Feliz tercer cumpleaños!

Te quiere: Mamá.

, , , , ,

17 respuestas en Tres años repletos de amor

  1. Piruli 13/08/2012 at 17:22 #

    ¡Muchas felicidades!! Adelantadas porque ahora me toca a mí irme de vacaciones pero deseando que os lo paséis pipa y disfrutéis mucho de ese día y de todos los demás.
    Besitos

  2. Mady 13/08/2012 at 19:18 #

    Felicidadesssss!!!!!!!!

  3. Carol 14/08/2012 at 0:10 #

    Qué bonito!
    Qué poquito ya, cómo pasa el tiempo. Espero que disfrutéis mucho de ese día.
    Por si caso, felicidades para el peque y felicidades también para los papás.
    Un abrazo

    • Madreaventura 16/08/2012 at 9:58 #

      Gracias Carol! Sí, el tiempo pasa volando, parece que cada día más rápido!! Ainss…

  4. mama sin complejos 14/08/2012 at 7:07 #

    Muchas felicidades, comienzas una nueva etapa, tu hijo crece y eso traerá maravillosos cambios y una gran evolución en vuestra relación. Si lo de antes ha sido inigualable, lo que está por venir es aún más intenso.

    Un beso fuerte.

    • Madreaventura 16/08/2012 at 9:59 #

      Estoy emocionada con esta nueva etapa, ¿te lo puede creer?. Por primera vez en mucho tiempo no deseo que el tiempo se pare!

  5. Mistrucosparaeducar 14/08/2012 at 9:16 #

    Muchas felicidades.
    Qué maravilloso es ser mamá!

  6. María M 14/08/2012 at 15:43 #

    Me uno a vuestra alegría, 3 años!!! muchísimas felicidades, ser madre es , desde luego, toda una aventura! ;)

  7. Zary 15/08/2012 at 2:52 #

    Felicitaciones!!! :)

  8. Arantxa 11/03/2013 at 3:52 #

    Qué belleza de carta, tengo un niño que en mayo D.m. cumplirá cuatro años, le tenemos que escribir una carta para el cole y no he podido por menos que robarte algún párrafo.

    Me he emocionado, enhorabuena por expresar así lo que sientes y que yo comparto por mi hijo igualmente.

    Saludos y besazos,
    Arantxa

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los 3 años y el inicio de una nueva etapa - 27/08/2012

    [...] hace una semana que mi hijo cumplió los 3 años, de un tiempo a esta parte vengo observando (absolutamente maravillada) los importantes cambios que [...]

Deja un comentario