Cuando invade la melancolía…

 

Hoy me he sorprendido a mí misma con los ojos bañados en lágrimas mientras repasaba las cientos de fotografías tuyas de cuando apenas levantabas 60 cm del suelo. Cierro los ojos para verte mejor pero, aunque parezca mentira, me cuesta recordar el tono inicial de tus ojitos, cómo de suave era tu pelo y qué sensaciones me producía tu sonrisa desdentada. El tiempo ha pasado tan rápido que mi memoria no ha sido capaz de retener tantas cosas.

Recuerdo el día de tu llegada a este mundo como algo caótico y bastante nublado. Tengo flashes de lo que me supuso conocerte pero no es un recuerdo tan nítido y claro como me gustaría. Tampoco recuerdo qué sentí la primera vez que te cambié un pañal, que te bañé, que te puse ese trajecito especial que te regalaron… No recuerdo cómo fue nuestro primer paseo, mi primera noche en vela, la primera vez que jugamos juntos en un parque o la primera vez que tomaste algo sólido dejando atrás las papillas de bebé.

Son pequeñeces, quizá cosas demasiado absurdas para cualquier otra persona, pero yo  daría lo que fuera por recordarlas como si hubieran ocurrido ayer.

Todavía me sorprendo cuando veo vídeos caseros y escucho tu llanto de bebé, tu timbre de voz de las primeras palabras o tus primeros pasos renqueantes. Lo miro ajena, como si aquella etapa no hubiera ido conmigo y me cuesta tanto recordar las anécdotas (que seguro que fueron cientos) de aquellos momentos…

Son 32 meses a tu lado y quizá porque cada mes es más intenso que el anterior y se renueva mi corazón con montones de vivencias y anécdotas juntos, el pasado me parece demasiado pasado… Me encantaría tener el dominio del tiempo y poder detenerlo para respirar profundamente y que cale bien hondo en mi corazón y en mi memoria todo lo que estamos viviendo juntos.

No quiero que el tiempo pase y deje de recordar mañana la última ocurrencia que tuviste ayer y que tanto me hizo reír.

, ,

51 respuestas en Cuando invade la melancolía…

  1. Zulema 26/03/2012 at 16:32 #

    Te entiendo Silvia, a mí hay cosas que también me cuesta recordar, han quedado un poco borrosas y me encantaría recordarlas a la perfección, pero es así, el tiempo pasa y se suman tantas y tantas vivencias…

    • Silvia 26/03/2012 at 17:59 #

      Es increíble como algo que deseas recordar con todas tus fuerzas durante siglos puede desvanecerse en la memoria en cuestión de un par de años… Pero como bien dices, son demasiadas cosas como para recordar todas

  2. Silvia… respira profundo, tal vez puedas recordar…tengo la fortuna de recordar olores, las imágenes me traen a la memoria olores.. es curioso, verdad? Me basta con ver una foto, para recordar como olían las cosas en esa época… pero es cierto, mucho del día a día se te va perdiendo en los recovecos de la memoria… y causa un leve dolor, como un pellizquito en el alma.

    • Silvia 26/03/2012 at 18:01 #

      ¡Qué bonito tu mensaje, y qué bellas palabras!
      A mí me ocurre al revés que a tí, ciertos olores me devuelven a la retina imágenes o recuerdos que creía tener olvidados. Hace poco tiempo m epasó con un gel nuevo de baño que me regalaron para mi hijo. Al destaparlo me transporté de pronto al primer baño que le dimos en el hospital, donde también empleamos ese mismo gel que nos dieron allí. Lo que ocurre es que yo estaba convaleciente y no pude disfrutarlo tanto como me hubiera gustado. Pero sí que es cierto que a veces basta con pararse, respirar profundamente y dejar fluir…

      Muchas gracias!

  3. Piruli 26/03/2012 at 17:08 #

    Normal yo siento que me pasa eso con pequeñeces y tonterías, como para no sentirlo con un hijo. Te parecerá una tontería, pero ese es uno de mis mayores miedos, no saber saborear y apreciar cuan especial es un momento y, sobretodo, no recordarlo.
    Saludos

    • Silvia 26/03/2012 at 18:07 #

      Puff… Pues creeme que pasa!
      Me pasó algo parecido el dia de mi boda. 1 año y medio antes preparando todo y el día pasó tan rápido que casi no me dio tiempo a saborear todos los momentos vividos y muchísimas cosas se me borraron de la memoria. Pero jamás pensé que me pasaría lo mismo con mi hijo…. :-(

  4. Ainhoa 26/03/2012 at 17:11 #

    ¡¡Qué bonito post!! Y sobre todo: que gran verdad. Coincido contigo.

    • Silvia 26/03/2012 at 18:07 #

      Gracias Ainhoa. Ojalá el tiempo no fuera tan deprisa…

  5. Desmadreando 26/03/2012 at 18:13 #

    ¡Ay por Dios! me acabas de derretir el corazón y causarme una angustia tremenda… ¡que bonito! Vive cada día, pues sólo viviendo intensamente no hace falta el recuerdo.

    • Silvia 26/03/2012 at 20:24 #

      Vaya! No era mi intención causarte angustia aunque sí que es cierto que si te paras a pensar friamente y cuesta recordar esos pequeños detalles el corazón se hace un nudo.
      A veces los recuerdos son buenos, sobre todo si son positivos!

      • Desmadreando 29/03/2012 at 20:11 #

        La angustia era por que siempre quiero avanzar- digamos que la Critter ya gatea y quiero que camine ya y no había caído en cuenta que el tiempo pasa demasiado rápido y no vuelve. Los recuerdos por supuesto que son buenos por que como dicen “recordar es volver a vivir” :) besotes

  6. Annie74 26/03/2012 at 19:30 #

    Que entrada mas bonita… a mi me pasa igual… el pitufo empezara el cole en septiembre. Ha pasado tan rapido!! .
    Uno de los motivos de crear mi blog, fue tener “vivos” los recuerdos y anecdotas mas graciosas.
    Solo que lo empece ya un poco tarde ;D

    • Silvia 26/03/2012 at 20:25 #

      Igual que yo Annie! Yo también creé el blog para mantener vivos esos recuerdos per empecé con un año de retraso así que se quedaron en el tintero muchas otras cosas que hoy no son tan nítidas en mi memoria…

  7. Madi 26/03/2012 at 19:38 #

    Cómo te entiendo!!! Yo soy una loca de guardar sensaciones y para eso tengo una memoria de elefante…pero porsiaca…lo tengo todo grabado en vídeo! Por tener…tengo hasta el cordón umbilical!

    • Silvia 26/03/2012 at 20:26 #

      Jajaja! yo también soy una fanática de la cámara de fotos/vídeo y de guardar absolutamente todo lo que me haga recordar algún momento o situación. Pero me duele tener que recordar a veces a esa caja de recuerdos o a ese archivo multimedia para recordar…

  8. mama sin complejos 26/03/2012 at 20:18 #

    Pero pensaste en todo lo que está por llegar? Y podrás vivirlo a su lado, enseñarle, guiarle, sostenerle. No ha hecho más que empezar esta nueva etapa de su niñez. Dentro de poco va a dar un gran salto y tu estarás ahí para verlo. Querida Silvia, la niñez es maravillosa en toda su extensión. Yo también anhelo a veces esos momentos cuando mi niño era un bebé, pero después le miro y veo todo lo que hemos logrado, ese niño feliz, inquieto, imparable, lleno de energía y …. amor, es mi hijo, le adoro tal y como es, no cambiaría ni un minuto, no me quiero perder ni un minuto de esta niñez.

    Disfruta de cada momento intensamente, no se trata de recordar todo sino de que con el paso de los años forjéis una relación que os permita estar tan unidos en unos años como lo estáis ahora.

    Un beso.

    • Silvia 26/03/2012 at 20:27 #

      Claro que sé que lo que nos espera será maravilloso y estoy como loca por vivirlo! Ahora que mi hijo empieza a interactuar conmigo con su lengua de trapo pienso que no cambiaría ni un sólo segundo de nuestras “conversaciones” por esos momentos de bebé. Pero eso no quita que me de cierta nostalgia recordar una etapa que ha pasado y que nunca volverá si bien gracias a ella mi hijo es como es hoy.

  9. arual 26/03/2012 at 21:50 #

    Justo hace poquito que postraba sobre este tema también pero la verdad es que como dice Belén la niñez es maravillosa también y ahora nos toca disfrutarla. Cada minuto que vivimos a su lado es mágico!!

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:19 #

      Sí! Lo leí. Tiene razón Belén, la niñez es una etapa mágica pero a veces se añora el tiempo pasado…

  10. Mercè 26/03/2012 at 22:38 #

    Buf, yo también tengo miedo de estarme perdiendo cosas y de no saborear del todo los momentos que paso con Biel. Y mira que solo tiene 9 meses pero ha pasado tan rápido el tiempo de bebé, que casi no se movía…
    Pero bueno, también soy una fanática de la cámara y le hago fotos de todo, aunque sean tonterias, y de vez en cuando escribo en un diario y, cuando puedo y tengo tiempo, en mi blog… así me voy acordando de cosas que me pasan.

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:22 #

      El tiempo vuela Mercè! La etapa de bebés se pasa rapidísimo Luego parece que el tiempo da un poco de tregua cuando cumplen el primer añito pero poco!
      Yo también soy fan de las fotos y los vídeos, jejeje

  11. Carol 26/03/2012 at 23:02 #

    Ay Silvia, yo también a veces me siento culpable (maldita palabra) porque no recuerdo muchas cosas que creo son importantes.
    Sin embargo pienso que a pesar de eso lo importante es lo que nos queda y lo que les queda a ellos, el tiempo que hemos pasado juntos, que aunque no lo recordemos todo queda inherente a nosotros.
    Un besazo

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:23 #

      Jamás pensé que me pudiera pasar el olvidar ciertos detalles… Siempre he presumido de tener un memorión de elefante y son esas pequeñas cosas, detallitos absurdos pero importantes para mí, los que me cuesta recordar… ¿Será posible que no sea capaz de recordar de qué color eran sus ojitos y necesite mirar una fotografía para acordarme? Me da mucha pena…

  12. Zary 27/03/2012 at 3:30 #

    Se exactamente a lo que te refieres. Un abrazo.

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:24 #

      Creo que a todas nos pasa más o menos lo mismo…

  13. eviki 27/03/2012 at 9:05 #

    pues sí, es todo como en un sueño, el otro día mi padre me enseñó unas fotos de cuando el nene tenía una semana, y no veas mi cara, no me acordaba de lo pequeño que era¡¡¡¡me emocioné y todo. es una pena que se vayan esos recuerdos verdad? besos¡

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:24 #

      ¡Emociona mucho! Mi madre también me enseñó hace poco tiempo fotos que hizo al peque con el móvil el día en que nació y también me parecía mentira

  14. Smilypi 27/03/2012 at 9:10 #

    Cómo me gusta poder leer expresado con palabras todo lo que yo siento y que no soy capaz de explicar. Gracias por este post tan real y profundo. Estoy feliz por ver la niña que se está formando a partir de ese bebito pequeño que yo llevé dentro, pero a la vez siento que algo se me escapa entre los dedos…

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:25 #

      Qué bonitas palabras guapa! Me encanta como lo has expresado
      Gracias por pasarte por mi blog

  15. raquel 27/03/2012 at 9:31 #

    jooo pues si que pone a una triste leer estas cosas…. y eso que yo tengo la suerte de haber “revivido” algunas cosas al tener el segundo niño….menos mal que yo soy de naturaleza positiva, asi que prefiero pensar en lo que me queda por vivir!! un beso!

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:26 #

      Yo también soy de naturaleza positiva por regla general, pero el paso del tiempo es algo que me pone un poquito melancólica. Sé que vendrán muchísimas cosas geniales y estoy deseosa por vivirlas, pero me encantaría poder guardar en la memoria tooooodos los detalles relativos a mi hijo, por insignificantes que sean

  16. Yaneth 27/03/2012 at 11:18 #

    Creo que esa es una de las muchas razones por las que escribimos blogs, para dejar escritas sus vivencias y nuestras preocupaciones y alegrías, pero siempre , por ellos, por nuestros hijos. Aún así, por mas que sea consciente de disfrutar cada momento me doy cuenta de que no lo podemos retener todo. Al menos quédate con el saber que aunque te cueste recordarlo, disfrutaste y saboreaste cada minuto, cada segundo…

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:27 #

      Toda la razón Yaneth. Yo también empecé el blog con ese propósito pero estarás conmigo en que ni mil blogs sería suficientes para plasmar sus vivencias a nuestro lado.

  17. Derya (Mamás que miman) 27/03/2012 at 11:52 #

    Silvia quizá porque hoy tengo la piel y el amla sensible… tus palabras me han calado hondo!!! Se siente el cariño y la añoranza en cada una de tus palabras!!! Muaks!!!

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:28 #

      A veces tenemos una sensibilidad especial que nos hace decir ciertas cosas o sentir otras con el corazón del alma. Me alegra que te haya gustado!

  18. VANINA 27/03/2012 at 13:48 #

    Qué bonito!!!, se me ha encogido el estómago…cuánta razón tienes, que rápido pasa el tiempo, y que difícil retener en nuestra memoria cada detalle, cada momento…
    La vida pasa irremediablemente, hay que disfrutar cada segundo por que son irrepetibles…

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:29 #

      Imposible retener todo! Son demasiadas cosas hermosas para guardarlas en la memoria… Por suerte o por desgracia ésta es selectiva!

  19. Maria 27/03/2012 at 13:56 #

    Yo tambien estoy teniendo esa sensacion ultimantente cuando veo fotos de recien nacida… me da una nostalgia… ayyy como crecen estos enenos… y que siga asi, que siga n creciendo sanos y fuertes…

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:29 #

      Por supuesto!! Que sigan así de sanos durante toda la vida!! Eso siempre! :-)

  20. María M 27/03/2012 at 16:15 #

    Te entiendo perfectamente Silvia, a mí me pasa un poco lo mismo, todo va tan rápido… además cada día está repleto de novedades y te centras en ellas olvidando poco a poco lo anterior. Cuando nació mi hija me prometí llevar un diario y así fue, al menos al principio, cuando dormía más horas, después fui escribiendo en él cada vez menos por falta de tiempo y ahora es raro que escriba algo, todas las noches me acuesto pensando “tenía que haber escrito en el diario”…
    En fin, el paso del tiempo es así, tenemos que aceptarlo pero al menos hoy en día hay medios que ayudan: cientos de fotos, videos, los blogs…
    Un abrazo!

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:30 #

      Lo has descrito fenomenal Maria. Es imposible centrarse en todo y la mente va seleccionado poco a poco las cosas más recientes archivando muy dentro las más antiguas en el tiempo.
      Yo llevé ese diario durante su primer año de vida pero aún así, cuando lo leo a veces, me da la sensación de estar leyendo un cuento porque muchas de las anécdotas que narro las recuerdo muy vagamente

  21. Paris 27/03/2012 at 16:32 #

    ay neni…pues me he quedado chof con tanto “no recuerdo”…pero es verdad, supongo que al principio nos pilla así, por sorpresa…todo nuevo, todo asusta…y todo se nos olvida con el paso del tiempo, o lo que es peor…no lo memorizamos…si me pongo a pensar yo, me doy cuenta de que es cierto, que todo fue demasiado rapido y que el principio no logré retenerlo en mi memoria…no pude retenerlo todo,pero no te preocupes, nos queda todo lo demás y esos primeros momentos…un día volverán;)

    Un besazo guapa!

    • Madreaventura 27/03/2012 at 20:32 #

      Es que es verdad, cuesta muchísimo esfuerzo poner a trabajar a la memoria y recordar todo lo que queremos. Pero tienes razón en decir que esos recuerdos están ahí, guardados en el cajón de la memoria y que un día pueden aparecer como por arte de magia. A mí me ocurre a veces con recuerdos de mi infancia que creía borrados y de pronto resurgen ante un olor o una fotografía.

  22. mamadeparrulin 28/03/2012 at 15:44 #

    Yo diría que la naturaleza te está pidiendo otro bebé, empiezas recordando, a oir el tic tac del reloj y en breve se pondrá en modo alarma!

    • Madreaventura 28/03/2012 at 15:59 #

      Guapa, la naturaleza me lleva pidiendo bebés desde hace muchos años pero las cosas son como son

  23. Miriamtirado 29/03/2012 at 20:20 #

    Precioso Silvia.
    Yo sí recuerdo algunas sensaciones del incio. Cada vez que veo el vídeo de la 1a vez que me senté en el sofá para darle el pecho justo llegar del hospital, me invade la profunda sensación de plenitud que sentí. Era la de haber “llegado A CASA”, no como un lugar, sino como un nuevo concepto de los 3… Ese era y es todavía mi hogar. Me encanta recordar esas sensaciones… Y a la vez… Sí, pasa tan rápido que me cuesta saborear cada minuto.
    Besos

    • Silvia 29/03/2012 at 20:33 #

      ¡Qué bonito Miriam! Tienes mucha suerte de tener ese recuerdo tan vivo. Yo no tengo demasiados recuerdos audiovisuales de los primeros días. Me sentía sobrepasada de dolor y cansancio y los primeros 3 o 4 días de recibir el alta me los pasé durmiendo. Sólo me despertaba para dar el pecho al niño y poco más. Estaba realmente mal y no fue hasta los 4 días cuando comencé a tomar conciencia de la nueva situación, a disfrutar plenamente y a almacenar en mi memoria el máximo de información

  24. Yo creo que esta sensación que describes la tenemos todas, y probablemente, más según pasan los años. Todo lo que al principio te abruma, los sentimientos, el cansancio, y que te hace creer que nunca se te olvidará nada, nos engaña y es precisamente eso lo que hace que no podamos retenerlo en nuestra memoria como nos gustaría, para siempre. Yo no puedo ver fotos de mi boda sin llorar, cuanto menos si veo las fotos de mi niño cuando nació. Pero yo tampoco cambiaría las conversaciones que tenemos ahora, con sus dos añitos y su lengua de trapo, cuando vamos por las mañanas a la guarde. Además, ahora me puede decir ‘te quiero, mamá’ y antes no.
    Un saludo.

    • Silvia 24/09/2012 at 10:38 #

      Hola María. Lo has descrito fenomenal, es una mezcla de lágrimas de nostalgia con felicidad absoluta por la etapa que vivimos. ¡Yo tampoco lo cambiaría!

  25. maminueva 24/09/2012 at 14:16 #

    Has descrito a la perfeccion lo mismo que me pasa a mi. Realmemte es increible como pasa el tiempo,es vertiginoso. Y como crecen los peque!! pero bueno,todo quedz ahi,esos olores que te devuelven al pasado….las fotos….y elmor les damos dia a dia!!

    • Madreaventura 24/09/2012 at 14:25 #

      Sí! Cómo bien dices siempre quedan un montón de recursos para transportarnos al pasado. ¡Eso no nos lo puede quitar nadie! :-)

Deja un comentario