Gato y toxoplasmosis durante el embarazo

P1210197v2

Es frecuente escuchar ciertos comentarios alarmantes en torno a los gatos y las embarazadas. A menudo, incluso, se insta a las futuras mamás a separarse de sus animales o a evitar el contacto con ellos. ¿Por qué? ¿Qué es el toxoplasma y cómo puede afectar al bebé? ¿Qué relación tienen los gatos con este parásito?

La toxoplasmosis es una infección ocasionada por un parásito denominado toxoplasma gondii que cursa de forma leve en personas sanas pero que puede resultar realmente peligrosa si se contrae durante el embarazo, pudiendo infectar la placenta y al bebé.

¿Qué es el toxoplasma y cómo se contagia?

El toxoplasma es un parásito que se encuentra en la tierra y que infecta a las frutas y verduras que están en contacto con ella. La forma más común de contagiarse es manipulando tierra contaminada (por ejemplo, labores de jardinería) y no lavándose las manos a conciencia después (sobre todo bajo las uñas). Otra forma de contaminarse es ingiriendo frutas y verduras mal lavadas o poco cocinadas que hayan estado en contacto con este parásito. Es muy común contraer la enfermedad a través de una lechuga mal lavada, por ejemplo, de ahí que se recomiende el uso de la Amukina o lejía para alimentos.

Otro problema es que este parásito puede contaminar los pastos de animales herbívoros que luego son sacrificados para consumo humano, como por ejemplo la ternera o el cerdo. Si estos animales son infectados y su carne no es bien cocinada hay una alta posibilidad de contagio, de ahí que a las embarazadas se les prohíba comer carne curada como por ejemplo los embutidos o carne poco hecha.

¿Qué relación tiene el gato y el toxoplasma?

Los gatos son los únicos animales, accesibles al ser humano, capaces de “hospedar” al toxoplasma y eliminarlo a través de las heces siendo todavía posible su contagio. Si un gato se alimenta de animales que a su vez hayan podido ingerir hierbas o tierra contaminada por el gusano (pájaros, roedores…) será contaminado y alojará en su interior al parásito entre 3 y 20 días. Pasado este tiempo lo elimina a través de las heces aunque para que éstas sean infecciosas deben estar expuestas al aire libre entre 24 y 48 horas. Por tanto, para infectarse de toxoplasmosis a través de un gato se deben dar todas estas situaciones pero además, el dueño del animal deberá manipular las heces del gato sin ningún tipo de higiene.

Los gatos caseros no son cazadores y se alimentan de pienso con lo cual es difícil que se contagien. Además, el arenero de los gatos debe limpiarse una o dos veces al día por lo que se hace todavía más complicado que el toxoplasma de las heces pueda llegar a infectar ya que hemos dicho que necesita una exposición al aire libre de entre 24-48 horas.

Es lógico que estando embarazada se extremen las medidas de seguridad con los gatos, sobre todo si estos son callejeros o desconocemos las condiciones de higiene y cuidado que tienen, pero, en cualquier caso por estar cerca de este animal o incluso acariciarles no se va a transmitir la enfermedad.

Por tanto, recordad: verduras y frutas bien lavadas o peladas, carne muy cocinada e higiene de manos, tanto si se tiene gato como si no.

, ,

7 respuestas en Gato y toxoplasmosis durante el embarazo

  1. lamamadeunabruja 16/03/2011 at 15:19 #

    >Yo siempre que he oído eso de los gatos me preguntaba: si tan fácil es que te contagien, cómo es que durante años teniéndolos en casa no lo han hecho y lo van a hacer justo durante estos nueve meses, eh?

  2. Silvia 17/03/2011 at 17:45 #

    >Muchas veces la culpa la tienen los médicos que matan moscas a cañonazos y por eso la gente se forma unas ideas en la cabeza que no corresponden al 100% con la realidad.

  3. Belén 04/05/2011 at 16:57 #

    >Cuanta ignorancia. Yo tengo tres gatas, me he críado con gatos tooooda mi vida, he alimentado a todos los gatos callejeros de mi barrio desde niña y,…., no he pasado la toxoplasmosis. Es una enfermedad que uno no coge así como así, no la coges por respirar el mismo aire que el pobre animalito. Has explicado muy bien su transmisión. Durante mi embarazo tuve que aguantar expresiones del tipo que comentas y que me ofendían muchísimo porque mis gatas son parte de mi familia.

  4. esther martinez 02/06/2011 at 11:29 #

    >Chicas, la Amukina no previene de la toxoplasmosis, pero sí muchos otros gérmenes. Os paso esta tabla que he encontrado que puede seros útil… y más ahora con la crisis de las verduras de Alemania!!http://www.slideshare.net/amukina/tabla-de-actividad-desinfectante-de-amukina

  5. Silvia 14/06/2011 at 18:44 #

    >Hola Esther! Gracias por pasarte por mi blog y comentar esta entrada. Me ha parecido muy interesante la tabla que nos has dejado y te lo agradezco mucho. La verdad es que yo no sabía que la Amukina no prevenía contra la toxoplasmosis: mi gine me lo recomendó para lavar frutas y verduras y siempre he pensado que con eso era más que suficiente pero tras ver tu comentario leí varios artículos en Internet y es cierto lo que dices. Habrá que poner entonces más precaución la próxima vez.

  6. Laura 19/02/2012 at 13:16 #

    Me alegro tanto de que cada vez más gente se informe sobre esto…abandonan muchisimos gatos por esta causa, y es horrible. Os dejo aquí el artículo que escribí cuando estaba embarazada, por si os es de utilidad:

    http://tiendarenacuajos.blogspot.com/2012/01/embarazo-bebes-y-gatos.html

    • Madreaventura 20/02/2012 at 16:53 #

      Gracias por compartir con nosotros tu artículo. ¡Seguro que es de gran ayuda! Estoy contigo en que falta muchísima información y es una pena tremenda porque hablamos de seres vivos que sufren y que son abandonados en condiciones espantosas por el miedo que genera la falta de información.

Deja un comentario